Sobre la hemorragia rectal en las mujeres jóvenes

Escrito por jean lockwood | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sobre la hemorragia rectal en las mujeres jóvenes
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

El sangrado rectal suele esperarse que ocurra solo en personas de mediana edad o mayores. Con la posibilidad de ser algo serio, el sangrado rectal nunca debe pasarse por alto, sin importar la edad o el sexo de la persona que lo padece. Cuando los jóvenes experimentan sangrado rectal, existen algunas preocupaciones específicas y cosas que el médico querrá considerar como una posible causa.

Otras personas están leyendo

Tipos

Hay algunos tipos diferentes de sangrado rectal y evaluar el tipo que se está viendo puede marcar la diferencia en el tipo de pruebas médicas y procedimientos que se realicen para determinar la causa de la hemorragia. Por lo general, si la sangre es de color rojo brillante, es muy probable que provenga de una zona cerca del ano. Si la sangre parece de color rojo oscuro, puede provenir de la primera sección del intestino. Si la sangre es más oscura, marrón o negra, posiblemente similar al alquitrán, puede provenir de la parte más alta del tracto gastrointestinal o uno de los órganos digestivos que está hasta más alto, como el estómago. La sangre puede ser muy poca, posiblemente unas gotas en el inodoro, o más, haciendo que el agua del inodoro quede descolorida.

Importancia

El sangrado rectal es un síntoma grave de salud y puede significar que posiblemente haya graves problemas de salud, uno de los cuales es el cáncer. También hay muchos más problemas menores y uno de ellos es más que probable que sea la causa de la hemorragia. Sin embargo, es importante que veas a tu médico para determinar cuál es la verdadera causa.

Algunas de las causas más probables de sangrado rectal, especialmente en mujeres jóvenes, no son graves y pueden tratarse fácilmente. Las hemorroides o pólipos son una consideración. Existen muchas causas de hemorroides, una de las cuales es la reproducción sexual anal o el coito anal. Esto puede causar desgarros en la pared del recto y hacerla sangrar. Escalofriante, pero no grave, este tipo de sangrado se curará. Otras causas o las hemorroides se esfuerzan para hacer una deposición y te estriñes. Bastante a menudo las jóvenes se estriñen durante sus períodos, que pueden causar sangrado rectal.

Otra posibilidad es la enfermedad de Crohn, que es una enfermedad inflamatoria intestinal. Un síntoma de Crohn es la sangre mezclada con mucosidad durante una deposición. También hay algunas ETS que tienen sangrado rectal como síntoma, la gonorrea es una de ellas.

Con tantas posibilidades para saber la verdadera causa de la hemorragia rectal que pueden experimentar las mujeres jóvenes, es de suma importancia que se consulte a un médico y se realicen las pruebas adecuadas para determinar la causa correcta.

Identificación

Cada vez que se ha descubierto el sangrado rectal, hay ciertas pruebas que se pueden prescribir para determinar la verdadera causa de la hemorragia. Cuando le comentas por primera vez a tu médico sobre el sangrado, puede realizar un examen físico para determinar si hay cualquier dolor o distensión abdominal. También puede hacer un examen anal y tratar de ver si hay cualquier rotura o hemorroide y lo tierna que estás dentro del canal anal. La primera prueba que podría recomendar suele ser una prueba de sangre fecal. Dependiendo de lo que muestre, podría ser una colonoscopia, una serie de GI inferior con enema de bario o cualquier otra prueba que el médico piense que sea necesaria.

Efectos

Cuando se descubre el sangrado rectal, podría pasarse como una cosa de tiempo. Tal vez podrías pensar que te arañaste o algo más leve. Y probablemente podría ser el caso. Si ocurre más de una vez, debes llamar al médico para que te evalúe. Si se ignora el sangrado rectal, lo que lo está causando puede empeorar y el pronóstico para el tratamiento no puede ser tan bueno.

Prevención/Solución

Hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir el sangrado rectal y ninguna de ellas dependen de la edad. Cuanto más joven seas cuando comiences a comer bien —lo que significa conseguir un buen equilibrio de frutas, verduras, cereales integrales y fuentes de proteína magra en tu dieta—, mejor salud tendrás. Comer suficientes alimentos ricos en fibra, beber mucha agua y hacer suficiente ejercicio son la clave para asegurarte de que no seas estreñido. Cuando tengas deposiciones regulares que salgan con facilidad, es menos probable que tengas hemorroides o lágrimas anales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles