Herramientas y materiales de soldadura

Escrito por cynthia murphy | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Herramientas y materiales de soldadura
Una soldadora de puntos es una herramienta clave para el proceso de soldadura. (soldering woodburning kit image by Steve Johnson from Fotolia.com)

La soldadura es el proceso de unir dos piezas metálicas para formar una sola. Se trata de un proceso común en el ensamblado de artículos electrónicos y joyería, y también de una técnica importante de reparación para pequeños objetos metálicos. Sólo neceistas de unas pocas herramientas básicas para comenzar a soldar: material de soldadura, una soldadora de puntos y abrazaderas. Puedes añadir otras herramientas a tu equipo para hacer que el trabajo sea más sencillo.

Otras personas están leyendo

Material de soldadura

Antes de soldar nada, necesitas contar con material de soldadora. El material más común para soldar es un alambre tubular compuesto por una mezcla de 60% estaño y 40% plomo, con un núcleo de resina que le permite fluir fácilmente, de modo que además, limpia tu trabajo. El punto de fusión de este material es de 371°F (188°C). Existen otros tipos de material de soldadura disponibles. Si deseas un material con un punto de fusión más alto, usa un alambre de núcleo de resina 50% estaño 50% plomo, el cual se derrite a 425°F (218°C). Otra opción común es el alambre de soldadura 63%-37%, con un punto de fusión de 361°F (183°C).

Soldadora de puntos

Una soldadora de puntos calienta ambos compuestos para que el material de soldadura fluya entre ellos y forme una conexión. Al seleccionar una soldadora, considera la cantidad de soldaduras que rrealizarás y el tamaño del trabajo. Para uniones pequeñas, una soldadora de baja potencia (15-30 vatios) será suficiente. Una mayor potencia no implica una mayor temperatura, sino que indica que la soldadura tiene más potencia disponible parar realizar el trabajo. Las soldadoras de baja potencia no siempre tienen controles de temperatura. Esto es aceptable para realizar soldaduras básicas. Si planeas soldar mucho, considera obtener una soldadora con control de temperatura variable. La mayoría de las soldadoras de puntos funcionan con corriente alterna y 110 o 220 voltios. También existen modelos que funcionan con combustible o con baterías. Considera cuándo utilizarás la herramienta a la hora de escoger. Las pistolas de soldadura son similares a las soldadoras de puntos, pero no tienen control de temperatura y pueden recalentar con facilidad.

Abrazaderas

Las abrazaderas son una necesidad a la hora de soldar. Éstas son pinzas ajustables que sostienen el conector y el alambre de soldadura en el lugar para que puedas trabajar. Así mantienes tus manos libres para operar la soldadora y aplicar calor. Las abrazaderas hacen que la soldadura sea más fácil y segura.

Ítems opcionales

Existen algunos ítems adicionales que puedes querer tener a mano. Una lupa de aumento puede hacer mucho más sencillo ver componentes diminutos. También puedes conseguir abrazaderas con lupas incluidas. Una malla de soldadura, que se coloca sobre la junta y se le aplica calor, puede ser útil, ya que ayuda a mantener limpia la unión. Si planeas trabajar en placas de circuitos, un bomba desoldadora o de succión es esencial. Esta pequeña herramienta tira de la soldadura establecida en una unión. Es muy útil para limpiar pequeños orificios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles