Herramientas que se usaban a principios del siglo XX para las investigaciones de delitos

Escrito por noel lawrence | Traducido por gabriela alessandrello
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Herramientas que se usaban a principios del siglo XX para las investigaciones de delitos
Los perros solían usarse como herramienta forense a principios del siglo XX. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

La ciencia forense emplea tecnología de punta para resolver delitos; pero esta disciplina existe hace más de miles de años. Por ejemplo, La Facultad Estadounidense de Investigadores Forenses dice que la primer autopsia registrada se dio en el año 44 antes de Cristo, cuando un doctor informó que Julio César falleció a causa de la segunda de 23 puñaladas. A pesar de que los análisis de ADN y las computadoras sofisticadas complementan a las ciencias forenses, muchas herramientas usadas a principios del siglo XX todavía se usan.

Otras personas están leyendo

Comparación microscópica

En una escena de investigación delictiva moderna, la policía busca cabellos, fibras, polvo, tierra y otros elementos de miniatura que puedan conectarse a los sospechosos. Esta práctica no es nueva. A principios del siglo XX, la policía usaba microscopios para comprar hilachas de ropa o cabellos recolectados de un sospechoso con la evidencia recolectada en una escena de un delito. Los primeros ensayos científicos acerca de este método surgieron en Francia durante la década de 1850 y se convirtieron en prácticas policiales estándar a principios del siglo XX. Los análisis microscópicos pueden ser muy útiles en casos no resueltos ya que los cabellos y las fibras no se descomponen rápidamente. En la década de 1920, la policía comenzó a usar microscopios para aplicaciones de balísticas como análisis de distintas balas, como los que se usaron en la masacre de San Valentín, Chicago, Illinois.

Perros

Los perros tienen un sentido del olfato mucho más agudo que los humanos. Los caninos tienen 200 millones de células olfativas dentro de su hocico en comparación a las 5 millones que hay en la nariz humana. Los perros se han usado para capturar fugitivos por cientos de años. Además, pueden entrenarse para comparar los olores de una pieza de evidencia con los olores de los sospechosos. Notablemente, muchos departamentos policiacos todavía realizan formaciones de olfato y usan a los perros para identificar a los culpables.

Huellas digitales

Las huellas digitales siguen siendo una de las herramientas forenses principales en las escenas de investigaciones de delitos. Las huellas digitales son únicas e irrepetibles y están conformadas por espirales, aros y rugosidades en la superficie de la piel. El inspector policial bengalí, Sir Edward Henry, desarrolló un sistema de clasificación para las huellas digitales en la década de 1890 (conocido como el "sistema Henry") que todavía se usa en muchos departamentos policiacos. La policía usa cinta o aplica un polvo especial para que las huellas se hagan visibles, y con este método en el siglo XX se pudo identificar y levantar huellas de varios objetos y superficies.

Tipo de sangre

Antes del ADN, la policía solía confiar en la serología, el estudio de la sangre y de otros fluidos corporales para analizar la evidencia en una investigación. Con el tiempo, la tipificación de sangre se volvió muy precisa, pero a principios del siglo XX, la ciencia todavía estaba en pañales. Se acaba de descubrir el AB0. Ya que grandes porcentajes de la población tienen los tipos de sangre más comunes (0 y A), este método no permitía que la policía pudiera identificar a los culpables, aunque sí era útil para descartar sospechosos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles