Cómo hervir el maní salado por libra

Escrito por samantha lowe | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hervir el maní salado por libra
Los manís salados hervidos son suaves, masticables y tienen un alto contenido de proteínas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El sabor cremoso a nueces de los manís salados hervidos es una tradición del sur de los Estados Unidos. Se puede encontrar en las esquinas y en las tiendas de lujo por igual, es un bocadillo fácil de crear y sólo requiere tres ingredientes, agua, sal y maní. Estos últimos deben estar verdes y generalmente se sirven calientes. Sin embargo, si bien generalmente se usan varias libras, para lograr porciones más pequeñas puedes hervirlos por libra (453 gramos).

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 libra de manís verdes (453 gramos)
  • Colador
  • 5 cucharadas de sal kosher
  • 4 tazas de agua
  • Olla grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte los manís en el colador. Enjuágalos bien bajo el agua fría en la pileta, frotando con las manos uno contra el otro bajo el agua corriente, hasta eliminar todos los desechos.

  2. 2

    Coloca los manís en una olla grande. Espolvorea la sal sobre los mismos en forma uniforme y vierte el agua sobre los mismos.

  3. 3

    Coloca la olla sopera sobre la hornalla y ponla a fuego alto. Lleva los manís a un hervor y luego reduce el fuego para cocerlos a fuego lento. Cubre la olla con una tapa y hierve de dos a cuatro horas.

  4. 4

    Toma un maní y pruébalo para ver si está hecho. Hierve los manís hasta que estén de tu gusto, basado en lo blanda y cremosa o firme que esté la cáscara.

  5. 5

    Quita la olla del fuego y ponla en un colador en la pileta. Escurre el agua de los manís, vertiéndolos en el recipiente. Consume los manís en una hora o refrigéralos y cómelos en dos días.

Consejos y advertencias

  • Para condimentar los manís, agrega condimentos como la paprika al agua a medida en que hierve.
  • Multiplica fácilmente la receta doblando, triplicando o cuadruplicando todos los ingredientes.
  • Cuando más cocines los manís, mas blandos y salados quedarán.
  • Los manís nunca deben quedar crocantes después de hervirlos, continúa cocinándolos hasta que estén blandos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles