Cómo hervir pequeños alcauciles

Escrito por a.j. andrews Google | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hervir pequeños alcauciles
Los alcauciles pequeños se cocinan más rápido y tienen un sabor más dulce que sus variantes más grandes. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los alcauciles pequeños tienen una ternura y un sabor fresco que no está presente en sus contrapartes más grandes de tallo largo. Hervir alcauciles pequeños emplea la misma técnica que se usa en otros vegetales y los preparás para saltear, asar a la parrilla o asarlos. Hervir los alcauciles en agua aclara su color, preserva su contenido de nutrientes y previene la oxidación, un problema común en la preparación de alcauciles frescos. La adición de los ingredientes aromáticos, tales como clavo, tomillo y romero, agrega la esencia del sabor de las hierbas sin dominar el alcaucil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 8 alcauciles pequeños
  • 8 granos de pimienta negra
  • 1 anís estrellado
  • 1 hoja de laurel California
  • 2 clavos de olor
  • 2 ramitas de tomillo
  • 1 ramita de romero
  • 2 cucharadas de jugo recién exprimido de limón Meyer
  • 2 cucharadas de sal kosher

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena un recipiente de almacenamiento de alimentos o un recipiente con 1 cucharada jugo de limón y 2 cuartos (2 litros) de agua. Corte 3/4 de pulgada (2 centímetros) de la parte superior de cada alcaucil y corta el tallo en 1 pulgada (2,5 centímetros). Pela los tallos y quita las hojas duras y fibrosas externas del alcaucil para exponer las hojas tiernas de color verde amarillo. Coloca cada alcaucil en el agua acidulada inmediatamente después del corte.

  2. 2

    Llena una cacerola de 12 cuartos (12 litros) con 3/4 de agua. Retira los alcauciles del agua acidulada y colócalos en la olla. Añade ocho granos de pimienta negra, un anís estrellado, una hoja de laurel California, dos clavos de olor, dos ramitas de tomillo, el ramito de romero, 2 cucharada de jugo recién exprimido de limón Meyer y 2 cucharadas de sal kosher en la olla y lleva a fuego lento. Coloca una pequeña placa sobre los alcauciles para mantenerlos sumergidos. Llena un recipiente de almacenamiento de alimentos por la mitad con hielo y la otra parte con agua.

  3. 3

    Hierve los alcauciles hasta que estén tiernos, unos 30 minutos. Prueba el punto de cocción de los alcauciles, insertando un cuchillo de cocina en la parte más gruesa del tallo para asegurarte de que penetra sin mucha resistencia.

  4. 4

    Transfiere los alcauciles hervidos al baño de hielo con una espumadera y deja que se enfríen durante cinco minutos para detener el proceso de cocción. No refriegues los alcauciles en el baño de hielo si los vas a usar inmediatamente; sólo escúrrelos antes de la preparación. Guarda los alcauciles hasta dos días en el refrigerador para mejores resultados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles