Cómo hidratar alimentos deshidratados

Escrito por sommer leigh | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hidratar alimentos deshidratados
La fruta desecada rehidratada se puede utilizar en una variedad de platos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una vez que rehidrates un alimento deshidratado, puedes utilizarlo del mismo modo que si estuviera fresco. Sólo las frutas y las verduras son rehidratadas o reconstituidas, como también se le llama. La rehidratación requiere una fuente de líquido, con muchas opciones disponibles, dependiendo de la comida y tu preferencia por el sabor. Después de que rehidrates la comida, utilízala en cualquier plato para una versión nueva del alimento específico o cómela como es, si lo prefieres.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Contenedor de poca profundidad
  • Líquidos (jugos de frutas o vegetales, agua, leche, caldo, yogur o licor)
  • Cacerola

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Remojo

  1. 1

    Coloca la comida deshidratada en una sola capa en un recipiente poco profundo.

  2. 2

    Vierte una capa delgada de algún tipo de líquido sobre la comida sólo para cubrirlo. Elige entre zumos de frutas o vegetales, agua, leche, yogur, caldo o licor. Algunos alimentos necesitan más líquido. Mira los alimentos para ver si absorben el líquido y añade más según sea necesario, hasta un total de alrededor de 3 tazas de líquido.

  3. 3

    Permite que la comida se remoje en el líquido hasta que esté completamente suave. Esto puede tomar desde una hora hasta un máximo de ocho horas. Coloca los alimentos en el refrigerador después de un par de horas.

    Cocina

  1. 1

    Coloca una cacerola llena de 1 taza de agua en un quemador de la estufa ajustado a fuego medio-alto.

  2. 2

    Deja que el agua comience a hervir.

  3. 3

    Añade 1 taza de comida seca en el agua hirviendo.

  4. 4

    Baja el fuego a bajo para llevar la mezcla al hervor.

  5. 5

    Deja que la mezcla hierva a fuego lento hasta que la comida se ablande por completo, por lo general unos 15 o 20 minutos.

Consejos y advertencias

  • Las verduras de hoja verde y los tomates no necesitan remojo. Simplemente déjalos hervir en agua hasta que estén tiernos.
  • Congela las sobras de líquido de rehidratación y úsalas en sopas, salsas, dulces de frutas u otras recetas que lleven líquido específico.
  • Añade alimentos deshidratados a las sopas y guisos sin rehidratarlos; se rehidratarán mientras se cocinan en el líquido de la sopa o guisado.
  • No sobre hidrates los alimentos, ya que causa que la comida pierda sabor y se vuelva pastosa.
  • Come la carne seca como es, no intentes rehidratarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles