Hiedra en una maceta

Escrito por joyce starr | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hiedra en una maceta
Los jardineros tienen muchas opciones en cultivares de hiedra adecuados para macetas. (Ivy on a wall image by Sergienko from Fotolia.com)

La hiedra (hedera) es un miembro de la familia araliaceae. Hay más de 10 especies de la vid leñosa y una multitud de cultivares. La hiedra está bien adaptada al crecimiento en contenedores. Los jardineros pueden cultivar las plantas en macetas tanto en exteriores como interiores. La mayoría de los centros de jardinería tienen una gran variedad de plantas de hiedra, incluyendo hiedra inglesa (hedera helix) y argelina (hedera canariensis).

Otras personas están leyendo

Contenedores

La hiedra es muy adecuada para su uso en cestas colgantes, jardines en contenedores, o plantada sola dentro de un contenedor donde la vid pueda arrastrarse o trepar en espaldera o en la pared. Elije un recipiente que no retenga agua y tenga drenaje adecuado. Una hiedra de 4 o 6 pulgadas (10 a 30 cm) es adecuada para una cesta colgante de 10 a 12 pulgadas (25 a 30 cm). Si sitúas los contenedores al aire libre, utiliza un contenedor de 3 a 7 galones (11 a 26,5 litros) para una planta de hasta un máximo de 1 galón (3,7 litros). Será lo suficientemente grande como para retener la humedad del suelo, de acuerdo a lo que señala la Universidad de Florida.

Requerimientos de suelo para la hiedra

Las hiedras funcionan mejor cuando se plantan en suelos que son ricos y retienen un poco de humedad. Usa una mezcla de tierra que tenga sustancias orgánicas incorporadas en ella, tales como la turba. Llena el recipiente hasta la mitad con tierra y coloca la hiedra allí. Rellena el resto con la mezcla para macetas y afírmala alrededor del cepellón de hiedra con las manos. Riega el recipiente después de la siembra.

Requisitos de iluminación

Si cultivas hiedra en macetas al aire libre, coloca el contenedor en un área que sea parcialmente soleada y con sombra. La planta tolera crecer bajo la copa de los árboles de gran tamaño. Coloca hiedras en macetas de interior en un área que reciba luz filtrada. Evita las ventanas que reciben la luz solar directa o las hojas palidecerán. Si reubicas una hiedra que crece al aire libre en el interior, permite a la planta aclimatarse antes de colocarla en una posición parcialmente soleada. De lo contrario, el follaje se puede quemar.

Fertilización de la hiedra y requerimientos de agua

Las hiedras que crecen en macetas de interior requieren menos fertilización que las situadas al aire libre. Fertiliza las plantas de interior con una mezcla soluble en agua de 20-20-20. Usa una cucharadita de fertilizante por cada galón de agua (3,7 litros), de acuerdo a lo que indica la Universidad de Florida. Aplica el abono cada dos meses. Las plantas de exterior requieren la misma cantidad de fertilizante, pero aplicado con mayor frecuencia. Aplica el fertilizante a las hiedras en macetas al aire libre una vez al mes. Riégalas cuando la pulgada (2,5 cm) superior de la tierra se sienta seca.

Problemas de plagas

Las plagas son a veces problemáticas para las plantas de hiedra en maceta. Los insectos como los ácaros, las escamas, los pulgones y las arañuelas pueden infestarlas. Controla el problema identificando la plaga y realizando un tratamiento con insecticida. Rocía las plantas con un insecticida que sea de uso seguro en hiedras y aplícalo en las cantidades establecidas de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles