Cómo hacer que la hiedra trepe un muro de ladrillo

Escrito por kimberly johnson | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que la hiedra trepe un muro de ladrillo
Las enredaderas de hiedra trepan naturalmente a las paredes verticales. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Las enredaderas vienen en muchas variedades, algunas de color verde liso y otras con hojas multicolores, llamadas abigarradas. Si bien algunos tipos de hiedras son de crecimiento lento, la mayoría tienen una tasa de crecimiento rápido y lo hacen cerca de objetos cercanos en el paisaje. Esto hace que estas plantas crezcan sobre una pared de ladrillo, lo que proporciona un fondo verde exuberante para tu hogar o jardín. Cultivar una hiedra contra una pared comienza por plantarla a la distancia adecuada de modo que se aferre naturalmente a la pared a medida en que crece.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Abono
  • Arado de jardín
  • Manguera de jardín
  • Podadora de mano
  • Pala
  • Fertilizante 10-10-10

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Espera hasta la primavera y busca la pared de ladrillo adecuada para asegurarte de que reciba una exposición a la luz solar en forma parcial o una sombra completa, ya que la hiedra no crece bajo el sol pleno. El suelo debe estar húmedo, pero no empapado y estar formado principalmente por marga rica y oscura.

  2. 2

    Esparce una capa de 1 o 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de abono a lo largo de toda la pared, para enriquecer el suelo. Ara las 6 pulgadas superiores (15 cm) de suelo con un arado de jardín.

  3. 3

    Coloca las macetas con enredaderas a lo largo de la pared, dejando un espacio de 12 a 18 pulgadas (30 a 45 cm). Enciende la manguera y riega cada una de las macetas, hasta que el suelo esté completamente saturado, lo que ayuda a trasplantar las plantas sin que experimenten un choque.

  4. 4

    Poda la parte superior de todas las plantas de hiedra hasta las 6 pulgadas (15 cm) usando una podadora de mano.

  5. 5

    Cava hoyos a unas 3 o 4 pulgadas (7 a 10 cm) de la pared usando una pala. Haz los hoyos del mismo tamaño que las macetas de hiedra. Como alternativa, puedes cavar una sola zanja a lo largo de la pared.

  6. 6

    Quita las hiedras de la maceta y ponlas en el hoyo, con la porción verde de la enredadera sobre el suelo. Rellena el suelo alrededor de la enredadera, hasta que la base de la planta se mantenga erecta. Repite el proceso de plantación con las hiedras restantes a lo largo de toda la pared.

  7. 7

    Riega el suelo alrededor de las hiedras con la manguera de jardín, hasta que esté húmedo a 4 o 5 pulgadas (10 a 12 cm) de profundidad. Luego, mantén el suelo húmedo pero no empapado, para estimular un nuevo crecimiento.

  8. 8

    Espera unos cuatro meses después de plantar para comenzar a aplicar un fertilizante 10-10-10 al suelo en meses alternos, desde la primavera hasta el otoño, para estimular un nuevo crecimiento. Usa la dosis del fertilizante indicada en el tamaño de tu zona de plantación.

  9. 9

    Monitorea el crecimiento de las enredaderas de hiedra, que treparan naturalmente la pared a medida en que crecen. Poda las puntas de las vides hasta 4 o 5 pulgadas (10 o 12 cm) al menos dos veces por año, usando podadoras de mano para estimular un crecimiento adicional.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles