Salud

Hierbas para las mucosas nasales

Escrito por loralei matisse | Traducido por valeria d'ambrosio
Hierbas para las mucosas nasales

Las mucosas nasales filtran y entibian el aire que pasa por la nariz.

young woman wiping nose image by forca from Fotolia.com

Según Merck, las membranas mucosas que recubren la cavidad nasal están repletas de vasos sanguíneos y proyecciones muy finas llamadas cilios. Los vasos sanguíneos entibian el aire mientras que los cilios filtran la suciedad y otras partículas que ingresan a la nariz con el fin de reducir la irritación que causa la inflamación. De acuerdo con MayoClinic.com, la sinusitis crónica y la rinitis, infección sinusal y alergia respectivamente, interfieren en el drenaje. Además, cuando las membranas mucosas se hinchan afectan tus sentidos del olfato y el gusto. Algunas hierbas ayudan a mantener saludables las fosas nasales y las membranas mucosas pero, siempre debes consultar a tu médico antes de comenzar a usarlas en un tratamiento.

Otras personas están leyendo

Manzanilla

La manzanilla es una flor similar a la margarita que se seca para su uso en tés y píldoras. Se emplea como remedio herbario desde hace siglos. Las propiedades tranquilizantes y antiinflamatorias de la manzanilla promueven el descanso y ayudan a reducir la inflamación. Según Heather Boon, autor del libro Las 55 hierbas medicinales más comunes, se ha comprobado la efectividad de la manzanilla en el alivio de los síntomas más frecuentes del resfrío. En un estudio con pacientes resfriados, se realizó la administración de un extracto de manzanilla a través de un sistema de inhalación a vapor y se demostró una reducción en la necesidad de medicamentos y la duración de los síntomas. La manzanilla contiene flavonoides y apigenina. Los flavonoides mejoran la respuesta del sistema inmune. La apigenina, un flavonoide cítrico con propiedades antioxidantes, disminuye la respuesta de los nervios y la producción de NF-kB, una proteína celular que causa la inflamación. Para reducir la inflamación, bebe té de manzanilla ante la aparición de los primeros síntomas de la congestión nasal. Si eres alérgico a las margaritas, evita el té y otros productos a base de manzanilla ya que podrías padecer una reacción alérgica.

Salvia

Según lo afirman Merrily Kuhn y David Winston en su libro Terapias y suplementos herbarios, el té de salvia reduce la congestión sinusal. Con propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias, la salvia contiene muchos de los elementos que se necesitan para reducir la inflamación y la irritación de las mucosas nasales. Si se utiliza en una irrigación nasal, una solución de agua purificada y hierbas que se pasa suavemente por la nariz, la salvia también reduce el goteo posnasal. Consulta a un herbolario certificado acerca de las instrucciones para las irrigaciones nasales y las dosis individuales específicas que debes agregar al agua purificada.

Ajo

Holly Phaneuf, autor del libro Desmitificar las hierbas, afirma que el ajo es un descongestivo natural. A diferencia de los antihistamínicos, que estrechan los vasos sanguíneos, el ajo los dilata. El ajo despeja las fosas nasales obstruidas al aumentar naturalmente la mucosidad. Esto permite una mejor respiración. Consumir ajo, natural o en forma de píldoras, ayuda a aliviar la congestión nasal.

Eucalipto

El eucalipto es un árbol de crecimiento rápido oriundo de Australia que puede alcanzar una altura de hasta 400 pies (121 m). Para preparar tés, puedes comprarlo como aceite esencial, en polvo o seco. El aceite esencial se hace al destilar hojas de eucalipto frescas mientras que la forma seca se obtiene al cocer al vapor y secar las hojas, las que luego se utilizan para preparar té o se muelen para fabricar píldoras. El eucalipto tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias y se utiliza para tratar la congestión nasal y el dolor que derivan de la irritación. El fuerte aroma del eucalipto despeja las fosas nasales. El aceite esencial de eucalipto es fuerte y arde cuando se aplica sobre la piel. Para reducir la irritación se puede usar un aceite portador, como el de oliva o almendras. Agrega unas gotas de aceite esencial de eucalipto al aceite portador y aplícalo debajo de la nariz para despejar las fosas nasales y aliviar la piel irritada. Procura beber té de eucalipto ante los primeros síntomas de la congestión.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media