La hiperextensión del hombro

Escrito por rick rockwell | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La hiperextensión del hombro
A veces la gente puede extender demasiado sus hombros al hacer ejercicio. (Creatas/Creatas/Getty Images)

La hiperextensión del hombro afecta a los músculos del manguito rotador y la articulación del hombro, también conocida como la articulación glenohumeral. Los músculos que forman parte del grupo del manguito rotador incluyen el supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular, y estos músculos ayudan a apoyar el hombro durante la rotación de la articulación. De estos músculos, los dos primeros son los más propensos a sufrir lesiones de hiperextensión del hombro.

Otras personas están leyendo

Las causas

La hiperextensión del hombro es causada por una rotación excesiva del mismo. Esto es común en ciertos tipos de trabajo y deportes en los que la rotación del hombro es necesaria. Los deportes que requieren dicho movimiento incluyen los bolos, el cricket, la natación, el kayak, y el lanzamiento en el béisbol. Las lesiones pueden incluir desgarros de los músculos y tendones e inflamación de estos últimos.

Los síntomas

Hay dos niveles de lesión en el hombro con hiperextensión: aguda y crónica. Cuando ocurre la lesión aguda, hay un dolor repentino en el momento del desgarro. Por un número de días hay un movimiento limitado del hombro y dolor severo. El punto sobre la lesión es especialmente sensible y si la lesión es grave no serás capaz de levantar el brazo hacia un lado. Una lesión crónica generalmente se desarrolla en el lado dominante y con el tiempo. Esto se ve comúnmente en personas de más de 40 años y puede ser particularmente problemático en la noche. El dolor y el rango limitado de movimiento empeoran continuamente con el tiempo hasta que ya no se puede levantar el brazo hacia un lado. Otros movimientos también pueden ser limitados.

Diagnóstico

Para diagnosticar la hiperextensión del hombro, el médico primero realiza una historia clínica, antecedentes de lesiones y los detalles sobre la lesión actual. Sigue un examen de los dos hombros, con el médico usando tanto medios visuales como de palpación, y la muñeca, el cuello y los codos también se comprueban. El médico chequea tanto el rango activo como el pasivo de movimiento y también se evaluarán la fuerza y la sensibilidad. Por último, el médico te hará pruebas para determinar la ubicación exacta y la naturaleza de la lesión.

Tratamiento

Si tu lesión es aguda, el tratamiento consiste en reposo y hielo para controlar el dolor y la hinchazón. Los medicamentos también pueden ser requeridos. Se podrían hacer pruebas de imagen para descartar cualquier fractura. La fisioterapia se requiere generalmente para la rehabilitación. Si la lesión es grave y cumples con otros criterios, la cirugía puede ser una opción. Esto sucederá si eres menor de 60 años y si hay desgarros completos, si no respondes a otros tratamientos, si eres un atleta profesional o especializado, o si tu trabajo requiere que utilices el hombro. Para una condición crónica, es posible que necesites hielo o alternar con calor y hielo junto con medicamentos para controlar el dolor. Puede ser requerida una inyección de esteroides. Un fisioterapeuta te dará ejercicios, y si cumples con los criterios establecidos para las lesiones agudas, la cirugía puede ser una opción.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles