Hiperglicemia en niños

Escrito por hannah wickford Google | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hiperglicemia en niños
Los niños también pueden sufrir hiperglicemia. (Niños y niñas en la playa image by Marco Antonio Fdez. from Fotolia.com)

La hiperglicemia es una condición metabólica en la que niveles más altos de lo normal de azúcar en la sangre, o glucosa en la sangre, se recolectan en el flujo sanguíneo. Si se deja sin tratamiento, la hiperglicemia puede provocar severos riesgos a la salud, incluyendo el coma y la muerte. Los niños tanto como los adultos tienen riesgo de sufrir hiperglicemia, aunque las causas pueden ser diferentes. También son comunes en los niños episodios de medio a moderados de hiperglicemia transitorios causados por factores externos.

Otras personas están leyendo

Función

Los carbohidratos, frutas y otros alimentos en tu dieta normal suministran a tu cuerpo el azúcar que necesita. El azúcar entra en tu torrente sanguíneo y se convierte en glucosa sanguínea, también conocida como azúcar en la sangre. Tu páncreas produce una hormona llamada insulina, la que se une a la glucosa en la sangre. Esto permite a tu cuerpo utilizar el azúcar como combustible y almacenar cualquier exceso como grasa.

El páncreas constantemente monitorea la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo y fábrica suficiente insulina para acomodarla. Si no se produce la suficiente insulina o no se une a la glucosa de la sangre, se establece la condición llamada hiperglicemia.

Los niveles normales de glucosa en la sangre son de 70 mg/dl a 120 mg/dl (miligramos de glucosa sanguínea sobre decilitros de sangre). Es común ver los niveles elevarse por un período corto, especialmente después de comer o de ejercitarse. Pero niveles de glucosa sostenidos y prolongados que son mayores de lo normal pueden tener efectos devastadores a largo y corto término en tu cuerpo.

Causas

Existen muchas causas de hiperglicemia en los niños. La más común es la resistencia a la insulina y la diabetes tipo I.

En la diabetes tipo I, el páncreas deja de producir una parte o todo el suministro de insulina. Sin la suficiente insulina, el exceso de glucosa se acumula en el torrente sanguíneo.

La resistencia a la insulina puede ser causada por muchos factores incluyendo obesidad, enfermedades crónicas o malestar severo. También existen algunos factores de riesgo genéticos. La resistencia a la insulina evita la unión de la insulina con la glucosa en la sangre. Esto puede causar eventualmente diabetes tipo II, una enfermedad normalmente encontrada en adultos.

De acuerdo con el Surgeon General de Estados Unidos, la obesidad en los niños está en aumento y es un gran factor de riesgo para la diabetes tipo II causada por la resistencia a la insulina.

Síntomas

Los niños que sufren hiperglicemia pueden experimentar mucha sed y ganas continuas de orinar. Tal vez los veas mojar la cama frecuentemente durante la noche. Su piel se reseca y cualquier raspón o cortada que tengan sana lentamente.

Tienen más hambre de lo normal, pero continúan perdiendo peso. También pueden estar muy cansados y experimentar visión borrosa.

Tratamiento

La hiperglicemia causada por la diabetes tipo I en niños no es curable. Es tratada a través de un régimen estricto de dieta, ejercicio e inyecciones de insulina.

La resistencia a la insulina o diabetes tipo II causada por obesidad es curable a través de la pérdida de peso. El tratamiento es similar al de la diabetes tipo II, excepto que estos niños tomarán medicina oral en lugar de insulina.

Es importante que un endocrinólogo con licencia, así como también su pediatra realicen un seguimiento a los niños que sufren hiperglicemia.

Complicaciones

Si no se maneja apropiadamente, la hiperglicemia puede causar problemas serios de salud, particularmente con el corazón, ojos, riñones y circulación.

La hiperglicemia prolongada o persistente, no importa cuál sea la causa subyacente, puede ser fatal si no es diagnosticada y tratada. Dado que el cuerpo no está obteniendo suficiente combustible de la glucosa sanguínea, comenzará a apagar las funciones de baja prioridad del cuerpo para conservar energía. Después utilizará cualquier almacenamiento de grasa para compensar la falta de combustible. El cuerpo no procesa la grasa eficientemente, así que aparecen químicos venenosos llamados cetonas. Cuando el nivel de cetonas se eleva demasiado, puede causar coma o muerte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles