La hipoxia en un recién nacido

Escrito por bridget coila | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La hipoxia en un recién nacido
Un bebé recién nacido puede desarrollar hipoxia poco después del nacimiento. (Comstock/Comstock/Getty Images)

En los momentos durante e inmediatamente después del nacimiento, el personal de la sala de suministro médico está alerta a la posibilidad de hipoxia en el recién nacido. Esta condición, causada por la falta de oxígeno en el cerebro, puede ser extremadamente peligrosa para el bebé y requiere una rápida respuesta médica para detectar y prevenir las complicaciones que podrían ocurrir. Una evaluación completa de los factores de riesgo conocidos antes del nacimiento puede ayudar a los médicos y a las mujeres embarazadas a prepararse con antelación a la posibilidad de hipoxia y tomar medidas para prevenirlo.

Otras personas están leyendo

Hipoxia

La hipoxia en un recién nacido implica cualquier condición que reduzca el suministro de oxígeno al cerebro. Una causa común es un problema con el sistema respiratorio del bebé que impide que el recién nacido obtenga suficiente oxígeno. Si este no respira pronto después de nacer, la hipoxia puede desarrollarse rápidamente. Un bebé nacido con su cordón umbilical alrededor de su cuello también puede desarrollar hipoxia al causar estrangulamiento, evitando que el suministro de sangre llegue al cerebro. En otros casos, un problema médico subyacente causa hipoxia que se desarrolla más lentamente, y los niveles de oxígeno en la sangre del bebé disminuyen en el transcurso de unas pocas horas o días hasta que la situación es urgente. Si no se trata, la hipoxia puede provocar daño cerebral o la muerte.

Soluciones

La hipoxia en el recién nacido se considera una emergencia médica. Después del nacimiento, el médico o enfermera de la sala de entrega evalúa al recién nacido durante las respuestas típicas, el comportamiento y la condición física. Si el bebé muestra signos de hipoxia, tales como coloración anormal o problemas de comportamiento, la respuesta inmediata es tratar de restablecer el flujo de oxígeno al cerebro y evitar cualquier daño cerebral adicional. Esto sólo puede hacerse si el motivo de la hipoxia es claro, por lo que el personal médico podría tener que someter al bebé a una serie de pruebas, incluyendo análisis de sangre, ultrasonidos, y un seguimiento de la presión arterial y del ritmo cardíaco y radiografías para determinar el origen del problema para que pueda ser corregido tan pronto como sea posible.

Prevención

Los bebés que nacen en condiciones que pudieran conducir a la hipoxia son vigilados de cerca y se toman acciones preventivas cuando es necesario. Durante el parto, el médico o la partera normalmente comprueba el cordón umbilical para detectar cualquier signo de nudos o lazos alrededor del cuello y pueden físicamente tratar de acomodar al bebé que está naciendo para evitar problemas. La limpieza de la vía respiratoria después del nacimiento es otra manera de evitar la hipoxia, especialmente si hay una posibilidad de que el bebé inhale meconio, contenido del tracto digestivo que algunos bebés liberan en su líquido amniótico poco antes del nacimiento. El monitoreo del pulso fetal antes del parto también puede ayudar a prevenir la hipoxia ya que puede indicar la necesidad de una cesárea inmediata.

Pronóstico

Si el recién nacido es tratado inmediatamente después del nacimiento y la falta de oxígeno se corrige rápidamente, el bebé puede ser capaz de hacer una recuperación completa. Cuanto más sea el tiempo que el cerebro esté sin oxígeno, mayores serán las complicaciones. Los daños causados por hipoxia son irreversibles, por lo que un bebé que desarrolle daño cerebral de esta manera es probable que acarree dichos efectos durante toda la vida. Las complicaciones potenciales incluyen parálisis cerebral, problemas de aprendizaje y retraso mental.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles