Historia de los antiguos relojes franceses

Escrito por noreen wainwright | Traducido por karly silva
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Historia de los antiguos relojes franceses
Francia es famosa por sus relojes. (clock image by Svetlin Rusev from Fotolia.com)

Se piensa que la invención del reloj de cuerda fue alrededor del año 1510 en Alemania. Este fue el comienzo del desarrollo de los relojes y de la manufactura de una gran variedad de tipos de reloj. Los relojes antiguos franceses son muy codiciados y pueden costar miles de dólares. Mucha gente los asocia con el reloj de carruaje francés por excelencia, muchos de los cuales fueron exportados a Inglaterra. Los relojes de repisa y de caja larga franceses también se han vuelto valiosos.

Otras personas están leyendo

Periodo de regencia

Algunos relojes de este periodo (1715-1723) tenían la forma de un globo y estaban hechos de madera tallada, marquetería o bronce. Los relojes se producían a menudo para ser colgados en la pared, aunque, por ejemplo, los relojes de caja larga y los de pie, también tenían mucha demanda. Los relojes de caja larga de este periodo son difíciles de encontrar hoy en día. Son fáciles de distinguir de sus homólogos ingleses ya que tienen la parte superior redondeada y tienen, a menudo, un disco de plata. Tienen movimientos complejos, y frecuentemente incluyen fechas y las fases de la luna. Los relojes más elaborados se encontraban, en su mayoría, en las casas de los ricos.

Periodo de Luis XVI (1750-1790)

Este fue un gran periodo en la producción de relojes de Francia. Los relojes se habían vuelto más precisos y era común que tuvieran puertas de vidrio en el frente y un casco de bronce en la parte superior. Los relojes eran adornados con oro. A partir de 1750, los relojes de Cartel se comenzaron a producir. Estos tenían el latón fundido y la caja dorada, el disco esmaltado y los movimientos eran conducidos por resortes. Las decoraciones de la caja eran delicadas y los adornos incluían volutas, flores y figurines.

Periodo del imperio (1799-1815)

Este fue un periodo en el que el bronce dorado y la ornamentación se mantuvieron populares en los relojes franceses. Las figuras clásicas romanas y griegas fueron incorporadas a las cajas de los relojes de mesa. En los años 1800, el estilo gótico se comenzó a incorporar a los diseños franceses y los relojes se hacían para parecer catedrales góticas en miniatura y estaban bastante adornados. Los llamados "relojes de esqueleto" se volvieron populares, en los que el funcionamiento del reloj era visible a través de la caja. El mecanismo estaba protegido con una cubierta de vidrio.

El siglo XX

La producción de relojes franceses estuvo influenciada por los movimientos artísticos y artesanales, "art deco" y "art nouveau". Mucha de la estética del movimiento art deco pedía líneas más fuertes y más audaces. Muchos relojes estaban hechos con vidrio, mármol y ónix. Las decoraciones del reloj incluían figuras de la mitología, humanos y animales. Los relojes de carruaje franceses, lo cuales fueron exportados de Francia a Inglaterra a partir de 1830, habían desaparecido de la producción a mediados del siglo XX, aunque han regresado.

Especialidades francesas

El relojero francés más famoso fue Abraham Louis Brequet (1747-1823). A pesar de que nació en Suiza, el hizo su carrera de relojero en Francia. Los relojes franceses más conocidos eran los de caja larga; de esqueleto; el Cartel francés, el cual colgaba de las paredes y tenía un respaldo muy tosco; y los relojes de repisa. Los últimos se colocaban sobre la repisa de la chimenea y muy a menudo eran acompañados con candelabros y otros adornos. Los relojes de repisa franceses se producían en masa en las provincias pero terminaron teniendo un alto nivel en Paris.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles