La historia de los Buffalo Bills en el Super Bowl

Escrito por robert vaux | Traducido por lucia rolon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La historia de los Buffalo Bills en el Super Bowl
Los Bufallo Bills hicieron historia en los Super Bowls, a pesar de no haber ganado ninguno. (Football yard marker image by Jim Mills from Fotolia.com)

Tan cerca pero, a la vez, tan lejos. Nada representa mejor esa idea que la historia de los Buffalo Bills en el Super Bowl. A principios de la década de 1990, alcanzaron un logro sin precedentes: estar presentes en cuatro Super Bowls seguidos, algo que ningún otro equipo ha logrado. Pero no ganaron ni uno de estos y su récord de 0-4 marca para siempre la agonía de salir segundos. Sin embargo, esa frustración sigue marcada con gran orgullo, ya que incluso el triunfo de los Bills está mezclado con fracaso, y ese fracaso también estuvo mezclado con un éxito extraordinario.

Otras personas están leyendo

El equipo

Los Buffalo Bills de la década de 1990 dieron con una fórmula excepcional para ganar con la dirección del entrenador Marv Levy. Fue creada en base a la "ofensiva sin reunión", que trataba cada jugada ofensiva como si estuviera sucediendo durante los últimos dos minutos del partido. El mariscal de campo Jim Kelly fue increíblemente hábil para mover la pelota rápido por el campo de juego, y la práctica del equipo de avanzar sin reunirse en el campo mantenían a las defensas del equipo contrario desorientadas y confundidas. El tiempo de posesión para los Bills realmente no tenía mucho sentido, ya que cuando se enfrentaban con una defensa temible, esta táctica probaba ser imposible de frenar por cualquier equipo en la Conferencia Americana (AFC, por sus siglas en inglés).

Super Bowl XXV

La lista de apariciones de los Bills en los Super Bowl comenzó en enero de 1991, cuando enfrentaron a los New York Giants en el Super Bowl XXV. El juego fue considerado como uno de los mejores en la historia del Super Bowl, con muchos cambios en el liderazgo y un par de equipos con agallas que peleaban mano a mano. Sobre el final, todo se concretó con una patada a la pelota desde las 47 yardas (42,98 m) de la cancha por el pateador de los Buffalo, Scott Norwood, quien erró y consolidó la victoria de los Giants por 20 a 19.

Super Bowl XXVI

En algunos aspectos, los Bills nunca se pudieron recuperar de esa patada errada. Al año siguiente, otra vez le dieron una paliza a sus rivales de la AFC y nuevamente llegaron al Super Bowl buscando el trofeo del campeonato. Esta vez, fueron detenidos por los Washington Redskins, bajo la conducción Joe Gibbs, quienes construyeron un liderazgo de medio tiempo que los Buffalo no pudieron pasar. Los Bills volvieron a perder, esta vez 37 a 24.

Super Bowls XXVII y XXVIII

Fueron los Dallas Cowboys los que sellaron el récord de 4 a 0 Super Bowls de los Bills. Liderados por el mariscal de campo Troy Aikman y el corredor Emmitt Smith, dominaron la NFL durante el comienzo de los 90. Sus únicos rivales reales eran los San Francisco 49ers -también en la NFC- y los Bills simplemente no pudieron competir con ellos en ninguno de los dos enfrentamientos consecutivos en Super Bowl. El Super Bowl XXVII fue una paliza 52 a 17 y el Super Bowl XXVIII fue solo un poco mejor y terminó en 30 a 13. Desde el 2009, los Bills aún no han regresado al Super Bowl.

El legado

A pesar de las desilusiones, los Bills de los Super Bowl dejaron un legado del que cualquier equipo estaría orgulloso. Tres jugadores de esos equipos -el mariscal de campo Jim Kelly, el corredor Thurman Thomas y el ala abierta James Lofton- fueron seleccionados para formar parte del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional, junto con el entrenador Marv Levy. Un momento incluso más conmovedor llegó de la mano del ala abierta Don Beebe quien, en el medio de la derrota en el Super Bowl XXVII, atropelló a Leon Lett con un tacle defensivo algo fanfarrón para quitarle la pelota y negarle a los Cowboys la posibilidad de hacer un touchdown (tocar el piso para anotar). Si bien este gesto no tuve ningún efecto sobre el resultado del juego, se convirtió en el ejemplo perdurable de nunca darse por vencido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles