La historia de las damas de honor

Escrito por lea whitefeather Google | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La historia de las damas de honor
La historia de las damas de honor. (bridesmaid holding flower bouquet image by Paul Retherford from Fotolia.com)

Ya seas la novia o una de las damas de honor en una próxima ceremonia de matrimonio, probablemente has pensado acerca del rol que los asistentes a la boda desempeñan. Incluso si una dama de honor no sirve exactamente para el mismo propósito que tenían las precursoras de las bodas occidentales de hoy en día, es algo más que solo una cara bonita. Teniendo en cuenta las tareas abrumadoras con las cuales las novias piden ayuda, es casi cierto que varias bodas a lo largo de los años no hubieran sido tan exitosas si no fuera por la dama de honor.

Otras personas están leyendo

Historia

Aunque en los tiempos modernos se espera que una dama de honor asista con cualquier cosa que la novia pida o necesite, aparentemente sus tareas eran más serias, si bien sobrenaturales, en el pasado. Alguna vez existió una costumbre donde las damas se vestían similarmente a la novia y la acompañaban como sus protectoras en su camino al pueblo del novio. Ésto evitaba que los pretendientes rechazados la fueran a secuestrar o robarle su dote. La ley romana alguna vez requería que testigos fueran a las bodas para poder confundir a los espíritus malignos sobre la identidad de los novios. Ésto significaba que las asistentes femeninas asistían a la boda con prendas similares a las de la novia, mientras que los asistentes masculinos (los antepasados ​​de los ujieres) usaban ropas parecidas a las del novio. Ésto supuestamente apartaba la mala suerte que podría estar dirigida hacia los novios.

Función

La dama de honor, en tiempos contemporáneos, ayuda a la novia con cualquier cosa que necesita relacionada con el día de la boda. Las tareas pueden ir desde hacer citas para la novia o el novio, hasta enviar invitaciones y recordatorios a los asistentes del gran día. Esencialmente, la presencia de la dama de honor asegura que la novia tiene a alguien para apoyarse durante uno de los eventos más importantes (y potencialmente estresantes) de su vida. Ésta es la razón por la cual usualmente hay más de una dama de honor y la razón por la cual las mujeres que eligen llenar la posición generalmente tienen un vínculo cercano con la novia.

Tipos

La "dama de honor" es la dama jefe. Ella es la persona que la novia designa para las tareas más importantes, como las mencionadas reservaciones y recordatorios. Si ella es casada, es llamada la "matrona de honor". Aparentemente, tales nombres que distinguen entre estar casada o no, proviene de la tradición de elegir damas de honor entre las mujeres jóvenes no casadas en edad de casarse, por lo tanto las "damas de honor júnior" en los tiempos recientes son chicas que la novia desea que participe, a pesar de que sean demasiado jóvenes para casarse. La expresión "Siempre una dama de honor, nunca una novia" tiene sus orígenes en esta práctica. Si una mujer nunca se casaba, se creía que los espíritus malignos que buscaban dañar a la novia maldijeron exitosamente en su lugar a la dama de honor.

Beneficios

El tener un mayor conocimiento sobre la boda de una amiga cercana o pariente es un premio suficiente para algunas damas de honor. En el lado más material de la escala de aquéllas que se inclinan a esta faceta, ser pagada por todos los esfuerzos también puede ser una ventaja. Después de todo, a diferencia de los tiempos antiguos, las damas de honor ya no tienen que ser virtualmente idénticas a la novia. En su lugar, una dama de honor usualmente tiene que usar un vestido de colores vívidos junto con unos zapatos que combinen, y hace su cabello y maquillaje estilizado a la moda para el día de la boda también. Como una expresión de gratitud, la novia puede también darles una bolsa especial de regalo a las damas de honor, los contenidos pueden ser productos lujosos que los amantes de la belleza, o al menos las mujeres, seguramente apreciarán.

Advertencia

Ser una dama de honor puede tomar bastante del tiempo, energía y paciencia de una mujer, lo cual depende parcialmente en la personalidad de la novia que están ayudando. Si la novia tiene un presupuesto apretado y no está pagando ningún gasto de los asistentes, las damas de honor también pueden esperar pagar alguna factura de una cantidad desconocida hasta que toda la boda haya pasado. Puede suceder que una dama de honor toma más responsabilidades de las que puede manejar en toda la excitación, sólo para descubrir que su horario y anteriores compromisos no permiten más espacio para nuevas actividades. En este caso, sin importar qué tan bien le informa a la novia sobre su situación, quizás deba prepararse para alguna tensión. Aunque no todas las mujeres se convierten en lo que se llama "noviazilla", cuando está a punto de casarse, el hecho de que la boda sea un evento usualmente vital en la vida de una mujer, puede desencadenar tendencias perfeccionistas. Los amigos y familia pueden notar esto, incluso si estos tratos no son una parte formal del maquillaje de la novia. Ya que las damas de honor se comunican con la novia regularmente, también tendrán que ayudarla en los momentos difíciles, si ella se siente abrumada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles