La historia de las leyes de tránsito

Escrito por sharon l. cohen | Traducido por vittore notabene
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La historia de las leyes de tránsito
Las nuevas leyes de tránsito siempre han tenido detractores. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Cuando los automóviles se hicieron populares, los gobiernos locales establecieron normas de tráfico para limitar los accidentes con los coches tirados por caballos y garantizar la seguridad. Desde entonces, las adiciones a los reglamentos siempre han molestado a algunas personas que creen que la aplicación es difícil con una fuerza policial limitada. Los estudios muestran resultados contradictorios sobre la eficacia de las leyes de tránsito. La investigadora Dana Yagil explica que se hacen dos suposiciones respecto a las leyes de tráfico: los ciudadanos deben obedecer las reglas y las leyes se aprobaron para garantizar la seguridad. Sin embargo, añade Yagil, no todo el mundo acepta esto como cierto. La gente debate si los ciudadanos están obligados a obedecer todas las leyes y si los reglamentos realmente se establecen para prevenir o para adjudicar culpas.

Otras personas están leyendo

Registro del auto

El registro obligatorio de automóviles fue una de las primeras normas de tráfico en los Estados Unidos. Nueva York se convirtió en el modelo a seguir en 1901 por ser el primer estado en exigir a los propietarios de automóviles registrar sus vehículos. Para el año 1920, las placas de circulación eran obligatorias en todos los estados. Tomó más tiempo para que los estados exigieran una licencia de conducción. En 1935, sólo había 39 estados que emitán licencias y sólo unos pocos candidatos evaluados. Antes de la década de 1930, la mayoría de los conductores recibían su entrenamiento de los vendedores de automóviles, las organizaciones sin fines de lucro, como la YMCA, sus familiares y sus amigos. Pronto, sin embargo, se brindó educación a los conductores en las escuelas secundarias.

Padre de la seguridad vial

No pasó mucho tiempo desde que los coches llenaron las calles y ciudades para que se empezaran a establecer límites de velocidad, se instalaran semáforos, se diseñaran calles de sentido único y se instalaran parquímetros. Sin embargo, tomó a los conductores más tiempo empezar a obedecer estas leyes. El libro "Rules of the Road" fue escrito por William P. Eno en 1903. Eno, "el padre de la seguridad vial", introdujo muchas normas de circulación, tales como la necesidad de que el tráfico lento se mantuviera a la derecha y los coches solo pudieran adelantar por la izquierda, así como las calles de un solo sentido, cruces peatonales, las señales de alto y las islas de seguridad. Éno creía que los semáforos no funcionaban y que la policía siempre sería necesaria en las intersecciones. Irónicamente, tenía un chofer que lo conducía a todas partes.

Obediencia a las leyes de tránsito

Las leyes de tránsito constituyen ahora una parte importante de la mayoría de las regulaciones estatales. Su principal objetivo es mejorar la seguridad vial y educar a los malos conductores. La investigación demuestra que la mayoría de las personas obedecen las leyes de tránsito, incluso cuando llegan a un semáforo en rojo a las 3 am y no hay otro coche a la vista. Hay, sin embargo, un grupo de personas que constantemente se ve tras la rejas por ignorar las leyes. Los estudios realizados por Yagil y otras personas muestran también que la mayoría de las personas acatan las leyes cuando piensan que hay una buena probabilidad de ser atrapadas y se adhieren menos a éstas cuando creen que pueden infringirlas sin consecuencias.

Violaciones en movimiento o inmovilidad

Desde que inició la legislación de tráfico, los conductores han recibido multas por faltas de "estricta responsabilidad". En otras palabras, una persona puede ser declarada culpable de violar la ley, sin ninguna intención criminal para hacerlo. La policía sólo debe comprobar que la persona no acató la ley. Algunos ejemplos de estas infracciones de estricta responsabilidad en movimiento o inmóvil son: no usar adecuadamente las direccionales, pasarse una señal de alto sin detenerse por completo, conducir un coche con un solo faro funcionando, exceso de velocidad, conducir demasiado cerca de otro coche, no poner suficiente dinero en el parquímetro y aparcar en una zona de carga. En la mayoría de los casos, a excepción de situaciones como conducir bajo la influencia de alcohol o arrollar y darse a la fuga, el conductor no tiene que ir a juicio. Sin embargo, las multas pueden ser altas para delitos como el exceso de velocidad; además el conductor puede perder su licencia después de acumular una serie de puntos por infracciones de tránsito.

Diferentes leyes por Estado

Puesto que las leyes de tránsito son impuestas por las ciudades y los estados, pueden diferir considerablemente de un estado a otro. Al alquilar un coche en otro Estado, averigua si existen reglamentos de conducción únicos. Por ejemplo, aunque numerosos estados han aprobado una ley que obliga a usar el cinturón de seguridad a riesgo de ser multado, otros estados no han sido tan estrictos. Las regulaciones del cinturón de seguridad se pueden dividir en las categorías primarias y secundarias. Las reglas primarias permiten a los oficiales de policía multar a los conductores y pasajeros por no usar cinturones de seguridad, incluso si no se ha infringido otra ley de tránsito. Los estados con leyes de cinturón de seguridad secundarias establecen que los policías pueden imponer sanciones por no usar el cinturón sólo si los conductores han infringido otra norma. Treinta estados cuentan con leyes primarias, 19 tienen leyes secundarias y New Hampshire no tiene ninguna ley de cinturón de seguridad para adultos, pero tiene una regla primaria para menores de 18 años.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles