Educación y ciencia

La historia de los pupitres

Escrito por fiona miller | Traducido por maria gloria garcia menendez
La historia de los pupitres

Historia del pupitre.

Working desk image by Rachabodin from Fotolia.com

En estos tiempos modernos, la mayoría recuerdan con cariño (o no con tanto cariño) sentarse en un pupitre de madera o de plástico mientras se daban las lecciones. Algunos escuchaban con la mayor atención, mientras que otros garabateaban los nombres aglomerados en la esquina inferior mientras el profesor hablaba monótonamente como el profesor de Charlie Brown. Cualquiera que haya sido nuestra experiencia en el colegio, el pupitre era ciertamente una gran parte de él. En este artículo, miraremos una breve historia de los pupitres y la forma en que se desarrollaron con el paso del tiempo.

Otras personas están leyendo

Los tiempos antiguos

Los pupitres no se inventaron hasta 1880. Antes de esa época, pocos niños iban al colegio, ya que no había leyes que ordenaran que asistieran al colegio. Muchos trabajaban en factorías o para sus padres. Los afortunados que recibían educación se les daba clase en casa donde estudiaban en pupitres de tamaño adulto. Si iban a un colegio actual, estudiaban en mesas largas en auditorios o en áreas más pobres, sentados en bancos donde estudiaban sin un pupitre y luchaban por escribir en sus regazos.

El primer modelo

El primer pupitre lo hizo John D. Loughlin en Sidney, Ohio en 1880. El pupitre, conocido como “The Fashion Desk”, resultó ser extremadamente popular en todo el país. La utilidad de los pupitres permitía a muchos colocarse juntos en un cuarto de la escuela y el aspecto de moda era estéticamente agradable para aquellos de la industria de la educación. La campaña de marketing Loughlin también ayudó a vender estos pupitres, que de manera eventual se extendió por la nación. Los “Fashion Desks” eran pupitres fijados unos a otros y eran suficientemente grandes como para sentarse dos o tres niños. Normalmente, había un tintero para que el estudiante pudiera reponer sus suministro de pluma estilográfica.

La siguiente generación

El modelo de pupitre Loughlin llegó a ser popular y permaneció así durante muchos años. A medida que pasó el tiempo y aumentó la necesidad de los estudiantes de guardar papeles y deberes, los pupitres se diseñaron para acomodar esas necesidades cambiantes. Los pupitres se fabricaron con "armarios pequeños" debajo donde los estudiantes pudieran colocar sus libros. Algunos pupitres se diseñaron con superficies que se levantaban para que los estudiantes pudieran colocar los suministros en su interior. La mayoría de estos modelos se hicieron de madera. Finalmente, se diseñaron los pupitres que se doblaban, estos se podían apartar si era necesario. Estos pupitres nuevos también ayudaban a preparar el terreno para que el colegio fuera obligatorio para todos los niños menores de 16 años, haciendo que algunos colegios estuvieran significativamente abarrotados.

Ecológico

A medida que pasó el tiempo, la idea de ahorrar madera se convirtió en moda. En 1960 y 1970, muchos pupitres se hacían completamente de metal, pero estos los utilizaban principalmente los estudiantes de secundaria. Algunos de estos pupitres estaban sujetos a sillas plegables, mientras que otras estaban fijas. La mayoría de los pupitres tenían un lugar de almacenaje debajo de las sillas. Aún hechos con el diseño de la creación de Loughlin, la mayoría de los pupitres contenían una silla con un bloc sujeto a él, aunque difieren en los materiales contenidos y en el espacio de ahorro.

Preocupaciones seguras

Algunos de los primeros pupitres, que se levantaban para permitir almacenaje, aún se utilizan en las escuelas de primaria. Sin embargo, ha habido preocupaciones de seguridad importantes sobre estos pupitres. Los niños los abrían de manera frecuente y accidentalmente los cerraban en sus brazos causando huesos rotos. Además, muchos de los armarios pequeños ahora causan preocupaciones engañosas ya que los estudiantes pueden colocar su teléfono móvil debajo de su pupitre y mandarse mensajes unos a otros. Pero a pesar de estas preocupaciones, los pupitres permanecen como un símbolo fijo en nuestras mentes representando tanto nuestros queridos como odiados días de colegio.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media