Historias bíblicas sobre el amor para niños pequeños

Escrito por kathryn rateliff barr Google | Traducido por noelia menéndez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Historias bíblicas sobre el amor para niños pequeños
Los niños pequeños pueden entender que Dios los ama como un padre cariñoso. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

El amor ocupa una gran parte de nuestra literatura y es un tema importante a lo largo de la Biblia. "Los niños necesitan amor, especialmente cuando no se lo merecen", afirma Harold Hulbert, experto en contabilidad y padre de cuatro niños. Uno de los temas más reconfortantes de la Biblia es que Dios ama a sus hijos incluso cuando no se lo merecen. Las historias que ilustran este hecho consuelan y animan a los niños de todas las edades.

Otras personas están leyendo

El Buen Samaritano

Los niños comprenden que el buen samaritano se detuvo para ayudar al hombre que fue golpeado por los ladrones porque sentía amor y simpatía por el prójimo. Jesús utiliza esta parábola para demostrar lo que significa amar al prójimo. Los niños pequeños entienden lo que significa ayudar a alguien que está lastimado o que necesita ayuda. Pueden entender por qué Dios espera que los creyentes se preocupen por los demás en la comunidad y alrededor del mundo. Simplemente entienden que enviar ayuda a aquellos que viven en zonas de pobreza o donde han ocurrido desastres naturales es algo que Dios honra.

Jesús bendice a los niños

Mateo, Marcos y Lucas contienen la historia que narra cuando Jesús bendijo a los niños. Marcos 10:13-16 describe a Jesús reprendiendo a los discípulos por tratar de alejar a los niños de él cuando los padres los traían para que los bendijera. Los niños pequeños entienden que Jesús abrazó y bendijo a los niños porque los amaba como Dios ama a cada persona. Si bien tal vez no comprendan lo que significa aceptar y creer con la fe de un niño, pueden entender que ellos son importantes para Dios. Pueden igualar el amor de Dios al cuidado y apoyo amoroso de un padre.

La oveja perdida

La parábola de la oveja perdida que se encuentra en Lucas 15:4-6 habla del cuidado y la preocupación que Dios tiene por cada persona. Los niños comprenden que Dios busca a las personas que están perdidas debido a su gran amor. Pueden igualar ese amor y esa preocupación con su deseo de encontrar una mascota, un juguete o un familiar querido. Entienden cuán feliz estarían al encontrar lo que se había perdido y que compartirían las noticias gustosamente con amigos y familiares.

Sanidad de un hijo

En Lucas 7:12-17, Jesús detuvo un funeral por amor y compasión a una madre afligida cuyo hijo había muerto. La versión de la Biblia llamada "El Mensaje" dice que el corazón de Jesús se quebrantó por la mujer. Jesús sana al hombre y lo devuelve a su madre. Los niños pequeños pueden entender lo tristes que estarían si un familiar o una mascota muriera. Si bien tal vez no entiendan que el hijo era la fuente de respaldo económico de la madre viuda, entenderán el concepto de que Dios se preocupa por nuestras necesidades.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles