Lifestyle

Historias espeluznantes para contar en Halloween

Escrito por lautaro berasategui Google

Lee bajo tu propio riesgo

Historias espeluznantes para contar en Halloween

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

“No son sólo las ánimas de los difuntos las que se supone que revolotean invisibles en el día ‘en que el otoño cede el empalidecido año al invierno’. Las brujas también aumentan sus errabundeos dañinos, unas volando por el aire montadas en sus escobas, otras golpeando por los caminos sobre gatas que al anochecer se transforman en caballos negros”.

— James George Frazer, en "La rama dorada"

La noche de Halloween es una festividad que se remonta en sus orígenes a los antiguos ritos con que los pueblos celtas celebraban el final de la cosecha y se preparaban para la venida de la época oscura: el invierno. Durante ese período de recogimiento, los sacerdotes druidas intentaban comunicarse con el mundo de los espíritus en busca de la protección y el consejo de los ancestros. Con el pasar del tiempo, estas festividades que marcaban las diferentes etapas de los ciclos agrícolas regidas por las estaciones fueron asimiladas por la cristiandad como forma de erradicar las costumbres paganas y terminaron por establecer al 1º de noviembre como el “Día de todos los Santos”. Sin embargo, la víspera de esta celebración, la noche del 31 de octubre (que debe su nombre a la contracción de la frase en inglés “All Hallow’s Even” en Halloween), continuó siendo percibida como una instancia de comunicación entre el mundo de los vivos y los muertos, una noche en la que la puerta que separa a ambos mundos se abre y permite el pasaje de seres no siempre amables o bien intencionados. En la noche en que estos espíritus están más presentes que nunca, te recordamos algunas de las historias del folclore popular, esperando que contar sus desventuras no suponga una indeseada invocación, que no provoque una visita funesta que borre la tranquilidad con que asumimos el crujir de algún mueble antiguo a nuestras espaldas.

Un llanto en la noche

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Cuenta la leyenda que un par de hombres se adentraron en el bosque para pescar en la orilla de un río. La tarde transcurrió entre las charlas de la camaradería y los pormenores de una pesca afortunada. Al caer la noche, los hombres aprestaban sus aparejos de pesca para retornar a sus hogares cuando uno de los pescadores percibió un extraño sonido más allá de las oscuras copas de los pinos. Se lo comentó a su compañero y se pusieron de acuerdo en que el origen del sonido debía ser algún animal salvaje herido, quizás una loba llamando a una cría extraviada. Desanduvieron el camino que iba de la orilla del río a su poblado y en mitad de bosque, el sonido se hizo más intenso y cercano. La oscuridad resultante del espeso techo vegetal de ramas y árboles que cubrían sus cabezas les hizo tomar por un buen augurio la luz que apareció en el camino y comenzó a acercarse hasta ellos. No dejaron de sorprenderse y asustarse al ver que quien se acercaba era una niña, descalza y con el pelo mojado. Cuando los hombres estaban a punto de preguntarle qué hacía por esos parajes, un terrible lamento surgió de los árboles y la cara de la niña se llenó de horror y salió corriendo. Uno de los pescadores corrió tras ella intentando ofrecerle su ayuda. Extrañamente, el espantoso aullido pareció alejarse por el bosque tras los pasos de ambos. Su amigo lo esperó durante horas pero nunca supo más nada de él. Al comentar lo sucedido en el pueblo, un anciano le refirió al aterrado pescador sobreviviente la historia de una mujer que había ahogado a su hija en el río y que luego, arrepentida, se había suicidado arrojándose a las aguas. Desde entonces su espíritu, y al parecer el de su hija, rondan por el bosque condenadas a perseguirse y quizás, a arrastrar a su pesadilla a los desprevenidos caminantes.

Esta versión es una de las muchas que existen en torno a la Llorona: una figura presente en casi todo el folclore hispanoamericano pero muy especialmente protagónica en México, donde la relación entre el mundo de los vivos y el más allá es motivo de fiesta nacional, celebrada cada 2 de noviembre en el Día de los Muertos. Homenajeada en sones, especialmente en la canción que recorrió el mundo en la poderosa voz de Chavela Vargas, la Llorona es símbolo de las almas que penan la desgracia de los errores que cometieron en vida. En su caso, se le atribuye la culpa por la pérdida de sus hijos, que no puede dejar de llorar.

El séptimo hijo varón

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Se dice que a principios del siglo XX, en una humilde casa rural de Argentina, el nacimiento del séptimo hijo de una joven pareja no estuvo acompañado de los típicos festejos y felicitaciones que surgen de inmediato con la llegada de un nuevo integrante a la familia. En esa oportunidad, el varón recién nacido fue recibido con amargura y durante toda su infancia estuvo bajo el estricto control de sus padres que recelaban de cualquier posible comportamiento indebido por parte del niño. Esto no evitó, sin embargo, que entrado en la adolescencia el muchacho disfrutara de una mayor flexibilidad para realizar salidas nocturnas. En cuanto los ganaderos de la zona comenzaron a notar los ataques de un extraña fiera sobre sus ganados, el padre del muchacho se puso sobre alerta. A sus ojos, se corroboraba la maldición: su hijo era un hombre lobo. Cuando el joven cayó enfermo preso de una aguda enfermedad que lo sumió en intensas fiebres, su padre interpretó estos síntomas como un claro anuncio de que su hijo iniciaba una nueva transformación, y tomó la terrible decisión de matarlo. Ya detenido en la prisión, cuentan que el hombre no mostró el más mínimo arrepentimiento, ni siquiera cuando le sugirieron que la razón de los ganados muertos había sido un puma.

La licantropía, la posibilidad de los hombres de transformarse en lobo, está enraizada en las creencias populares de muchos lugares de Hispanoamérica y son muchas las historias sobre las diferentes maldiciones que condenan a pobres criaturas a vivir bajo la apariencia de ese terrible animal. En Argentina y Uruguay, es muy popular la leyenda de que el séptimo hijo varón de una pareja corre el terrible riesgo de ser un lobizón, un hombre lobo. En el pasado, esta creencia estaba tan arraigada que para evitar que los padres tomaran peligrosas medidas de protección contra el recién nacido, llegaron a emitirse edictos gubernamentales que protegían al niño y otorgaban beneficios a la familia para que el nacimiento fuera considerado como una bendición y no como algo digno de ser temido.

Cazadores de mandrágora

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

En las leyendas sobrenaturales, la mandrágora es una raíz con forma humana a la que se le atribuyen poderes mágicos. Para acceder a ella, sin embargo, hay que tener mucho cuidado ya que al arrancarla de la tierra y separarla del resto de la planta, la raíz grita y se convulsiona como si fuese una persona desgarrada. Su grito puede llevar a la locura y la furia irrefrenable --incluso a la muerte. Crece bajo los patíbulos o en los cementerios, alimentándose de la sangre de los ajusticiados o de los muertos recientes.

Cuenta la leyenda que un enamorado desairado urdió un plan para arrancar la mandrágora y poder así, a través de los poderes mágicos que confiere la raíz, ganarse el amor de la mujer que lo había despreciado. Se adentró en el cementerio junto a su perro, y cuando localizó la planta de la mandrágora, excavó la tierra hasta dar con la raíz con forma humana. El hombre sujetó la correa de su perro a la raíz y luego lanzó un objeto para que el can corriese en su busca como era habitual en sus juegos. Aturdido por los horripilantes aullidos, el animal emprendió una desesperada carrera de huida con la que buscaba alejarse inútilmente de ese grito aterrador, perdiéndose finalmente fuera del cementerio. Se dice que el dueño casi enloquece por la visión de lo sucedido, y que cada noche teme que el animal encuentre el camino de vuelta a casa.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media