Hormigueo y dolor pélvico

Escrito por cindi pearce | Traducido por luciano ariel castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hormigueo y dolor pélvico
Si has tenido una cesárea o cualquier tipo de cirugía abdominal, las adherencias pueden desarrollarse cuando el cuerpo trata de curarse, causando dolor y malestar. (fractura de pelvis image by Cano from Fotolia.com)

Si estás sufriendo de una sensación de tirón y hormigueo en el área de la pelvis, hay una buena probabilidad de que tengas adherencias. Si has tenido una cesárea o cualquier tipo de cirugía abdominal, las adherencias pueden desarrollarse cuando el cuerpo trata de curarse, causando dolor y malestar.

Otras personas están leyendo

Qué ocurre

Las adherencias pélvicas se forman cuando el cuerpo está tratando de recuperarse de una infección, trauma, inflamación o cirugía. Estas adherencias consisten en marcas como una cicatriz como consecuencia de que el tejido trata de repararse a sí mismo. Las adherencias pueden unirse a las estructuras en el cuerpo con una ligadura similar al pegamento que puede durar toda la vida. A veces, estas adhesiones se unen al sistema digestivo, reproductor y órganos urogenitales tan firmemente que interfieren con las funciones de estos órganos, y también causan dolor, según Clearpassage.com.

Hormigueo y dolor pélvico
Las adherencias pélvicas se forman cuando el cuerpo está tratando de recuperarse de una infección, trauma, inflamación o cirugía. (laparoscopic surgery image by Grzegorz Kwolek from Fotolia.com)

Efectos

Desafortunadamente, una vez que se desarrollan adherencias no hay manera para que el cuerpo pueda deshacerse de ellas. Las adherencias tienen una resistencia de 2.000 libras (907 kg) por pulgada cuadrada (0,0006 metros cuadrados), causando una sensación de tracción y tirante.

Hormigueo y dolor pélvico
Las adherencias tienen una resistencia de 2.000 libras (907 kg) por pulgada cuadrada (0,0006 metros cuadrados). (body image by Gina Smith from Fotolia.com)

Identificación

Las adherencias se pueden formar en varias formas, incluyendo formas de cortina o similar a una cuerda. Las adherencias pueden ser gruesas o finas, gruesas o transparentes y pueden ser profundas dentro de nuestros cuerpos o en la superficie de las estructuras de nuestro cuerpo. Las adherencias pueden estirar la longitud del cuerpo, evitando que una persona se ponga de pie. Nuestros cuerpos tiran y se mueven en contra de estas adherencias, lo que nos causa molestias. Puedes experimentar dolor reflexivo, lo que significa que las adherencias tiran de una parte de tu cuerpo que no estuvo involucrada en el trauma original del tejido y esto está haciendo que se hiera otra parte del cuerpo. Si tus entrañas o intestinos quedan obstruidas por adherencias, esto puede ser peligroso para la vida, de acuerdo con Gynob.com.

Hormigueo y dolor pélvico
Las adherencias se pueden formar en varias formas, incluyendo formas de cortina o similar a una cuerda. (rope image by Brett Bouwer from Fotolia.com)

Mujeres

Cuando una mujer desarrolla adherencias, éstas pueden bloquear las trompas de Falopio, cubriendo uno o ambos ovarios y causando inflamación en las paredes del útero, lo que puede resultar en infertilidad. Esto puede causar dolor. Si se producen adherencias en el cuello del útero, esto puede causar dolor durante el coito. Las adherencias también pueden hacer que sea difícil para el esperma llegar hacia el útero. Cuando el cuello uterino está plagado de adherencias, cada vez que una mujer da un paso, el cuello del útero se tira por la adhesión. Al desarrollarse adherencias en las paredes del útero, esto disminuye tus probabilidades de quedar embarazada ya que la implantación es probable que no ocurra.

Hormigueo y dolor pélvico
Al desarrollarse adherencias en las paredes del útero, esto disminuye tus probabilidades de quedar embarazada ya que la implantación es probable que no ocurra. (Pregnant image by Friday from Fotolia.com)

Opciones

La cirugía era la única alternativa para la eliminación de adherencias. Este procedimiento se denomina "La lisis de adherencias" y se puede realizar a través de laparoscopia o cirugía regular. Las adherencias son quemadas o cortadas. Sin embargo, las adherencias tienden a reaparecer o empeorar aun más debido a la cirugía. También existe la posibilidad de que se pueda perjudicar a las estructuras subyacentes, cuando este tipo de cirugía se realiza. Por lo tanto, la cirugía no siempre es recomendable.

Hormigueo y dolor pélvico
La cirugía no siempre es recomendable para tratar el problema de las adherencias. (Ready for surgery image by DGGallery from Fotolia.com)

Alternativas

Belinda Wurn y su esposo, el terapeuta de masaje Larry Wurn, desarrollaron un procedimiento para deshacerse de las adherencias. La pareja descubrió que la aplicación de presión sostenida en el sitio durante un período de tiempo disolverá y disipará tus adherencias. Esto se conoce como la técnica de Wurn, que no es invasiva.

Hormigueo y dolor pélvico
Belinda Wurn y su esposo, el terapeuta de masaje Larry Wurn, desarrollaron un procedimiento para deshacerse de las adherencias. (human body image by Alhazm Salemi from Fotolia.com)

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles