Hormonas que se liberan al hacer ejercicio

Escrito por eric brown | Traducido por fernando rosas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hormonas que se liberan al hacer ejercicio
El ejercicio tiene efecto sobre la producción de varias hormonas. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Tu cuerpo genera una diversidad de respuestas hormonales al ejercicio, en función del volumen y la intensidad de tu entrenamiento. Tanto el ejercicio cardiovascular como el entrenamiento de resistencia tiene un profundo efecto sobre tu metabolismo, tu sistema endocrino e incluso tu glándula pituitaria. Sacar el máximo partido del ejercicio involucra saber cómo obtener el máximo provecho de tu cuerpo. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier dieta o programa de ejercicios.

Otras personas están leyendo

Testosterona

Tanto los hombres como las mujeres producen testosterona, pero los hombres producen mucha más. La testosterona es la hormona más anabólica y contribuye al crecimiento muscular. Si tu objetivo no implica ser cada vez más grande y más fuerte, esta hormona aún es muy importante. La testosterona contribuye a la reconstrucción y reparación de los músculos después del entrenamiento. Si no estás entrenando lo suficientemente duro para que esto sea un factor, debes entrenar más duro. La testosterona es estimulada a través de un ejercicio intenso, más notablemente entrenando con el 75 por ciento o más de tus levantamientos máximos en el gimnasio.

Hormona del crecimiento

La hormona del crecimiento es una hormona polipeptídica, o una hormona compuesta de una cadena compleja de aminoácidos. Es secretada por la glándula pituitaria anterior. Esta hormona es responsable de muchas cosas, incluyendo el crecimiento muscular. La hormona del crecimiento también contribuye al recambio de colágeno y a niveles más altos de la hormona del crecimiento para la salud de las articulaciones, el funcionamiento del sistema inmunológico y la salud de tu piel. La hormona del crecimiento es estimulada durante el ejercicio por el entrenamiento intenso y los intervalos cortos de descanso. Esto incluiría el entrenamiento intenso en el gimnasio con tiempo limitado en los descansos. Al realizar ejercicio cardiovascular, intercalar entrenamientos con nivel de intensidad acelerado, seguidos de períodos de recuperación cortos cumple la misma función.

Hormonas tiroideas

Las hormonas tiroideas son responsables por tu metabolismo y son producidas por la glándula tiroides. La tiroxina o T4, aumenta las calorías que quemas durante el ejercicio mediante el aumento de la tasa metabólica de muchas de tus células. Aunque esto es útil para eliminar el exceso de azúcar y quemar grasa, la T4 no discrimina y ayudará en la conversión de aminoácidos en energía. La conversión de los aminoácidos se traduce en que en extensas sesiones de entrenamiento cardiovascular, si no tienes suficiente azúcar para quemar, puedes perder músculo. Un sólido programa de nutrición te ayudará a evitar esto. Una disminución en el tejido muscular no sólo te hace más débil, sino que disminuye tu metabolismo.

Epinefrina

La hormona principalmente generada por tu respuesta de "luchar o huir" es la adrenalina o epinefrina. La epinefrina aumenta tu metabolismo rápidamente para permitir aumentos repentinos en los niveles de actividad. Esta hormona neutraliza la grasa y el azúcar para obtener energía, pero también hará que quemes músculo en ausencia de suficiente azúcar y reservas de grasa. Tu producción de esta hormona es directamente proporcional a la intensidad y duración del ejercicio. Cuanto más tiempo puedas mantener el entrenamiento intenso, mayor es el impulso metabólico que obtendrás de la epinefrina. La epinefrina es un factor que contribuye en el aumento de tu tasa metabólica secundaria al entrenamiento de resistencia pesado.

Insulina

La insulina es una hormona secretada por el páncreas. Esta hormona regula los niveles de azúcar en la sangre. Los altos niveles de insulina pueden causar una disminución repentina del nivel de azúcar en la sangre, ya que trabaja para metabolizar el azúcar disponible. Esto no siempre es algo malo, ya que los niveles altos de insulina también pueden ayudar a lanzar azúcar a los músculos después de un entrenamiento. Después de una intensa sesión de entrenamiento, el azúcar en la sangre es bajo y los niveles de insulina son altos. Puedes tomar ventaja de altos niveles de insulina consumiendo rápidamente un batido compuesto de azúcares simples y proteínas simples, tales como dextrosa y suero de leche.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles