Cómo hornear una pechuga de pollo jugosa

Escrito por mary strain | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hornear una pechuga de pollo jugosa
Las pechugas de pollo deben ser cortadas de un tamaño uniforme para que se cocinen en forma pareja. (Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images)

Cocinar una pechuga de pollo húmeda parece ser muy fácil; los cortes sin piel especialmente se ven muy jugosos en el envase. ¿Quién diría que sin una adecuada técnica de cocción las pechugas pueden salir del horno secas y correosas como los discos de hockey? Es muy fácil cocinar las pechugas de pollo en exceso; su bajo contenido de grasa hace que sean sanas, pero la falta de aceite también puede ayudar a que se sequen mientras se cocinan. Puedes evitar este resultado desalentado, empleando uno de una gran variedad de métodos, cualquiera de los cuales te asegurará que tus pechugas salgan del horno húmedas y jugosas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Paquetes:
  • 4 pechugas de pollo sin piel y sin hueso
  • 1 taza de vegetales a gusto cortados en dados: hongos, zucchini, maíz congelado, pimientos rojos o frijoles negros
  • 1 taza de salsa en botella a elección: salsa estilo casero o salsa de queso, por ejemplo
  • 4 láminas grandes de papel pergamino o papel de aluminio de 12 por 8 (30,48 por 20,32 cm)
  • Relleno:
  • 3 pechugas de pollo enteras sin piel y sin hueso, cortadas al medio
  • Envoltorio plástico
  • Una lata de sopa sin abrir
  • 1 caja de mezcla para relleno
  • 1 huevo batido
  • 1 1/2 tazas de agua caliente
  • 1/4 taza de mantequilla
  • Palillos
  • 1/4 taza de mantequilla fundida
  • Combo:
  • 2 pechugas de pollo sin piel y sin hueso
  • Una sartén grande
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Paquetes

  1. 1

    Calienta previamente el horno a 450 grados F (232 ºC). Corta un trozo de papel pergamino o de aluminio de 12 por 18 pulgadas (30,48 a 45,72 cm) por cada pechuga de pollo para dejar unas pocas pulgadas de espacio adicional a fin de permitir que circule calor adentro. Coloca las pechugas de pollo sobre los trozos individuales de papel de aluminio o pergamino.

  2. 2

    Con una cuchara coloca 1/4 de cada vegetal y salsa sobre cada pechuga.

  3. 3

    Levanta la lámina de papel de aluminio o encerado y dobla la parte superior dos veces para formar unos paquetes, dejando lugar en los lados y los bordes para que circule el calor.

  4. 4

    Coloca los paquetes en una bandeja para horno o una placa para galletas y hornéalos durante 20 minutos.

    Relleno

  1. 1

    Cubre las pechugas de pollo con un envoltorio plástico y golpéalas con una lata de sopa u otro utensilio pesado hasta que tengan 1/4 pulgada (0,63 cm) de espesor.

  2. 2

    Mezcla el agua caliente, la mantequilla y el aderezo para relleno en un bol y revuélvelos hasta que se fundan. Agrega el huevo y las migas de relleno; revuelve otra vez hasta que la mezcla quede húmeda y uniforme.

  3. 3

    Esparce 1/2 taza de relleno sobre cada pechuga de pollo y dóblalas alrededor del mismo. Para una seguridad adicional, puedes ensartarlas con un palillo de madera para mantener el rollo en el lugar.

  4. 4

    Coloca las pechugas de pollo en un plato para horno engrasado con el lado cerrado hacia abajo. Rocíalas con mantequilla fundida.

  5. 5

    Hornéalas durante 35 minutos a 400 grados F (204 ºC).

    Combo horneado

  1. 1

    Sazona las pechugas de pollo con sal y pimienta a gusto. Calienta previamente una sartén sobre la estufa a temperatura alta y vierte dos cucharadas de aceite de oliva.

  2. 2

    Dora las pechugas durante tres a cuatro minutos, girándolas una vez luego de 1 1/2 a 2 minutos hasta que queden doradas de los dos lados.

  3. 3

    Coloca las pechugas en el horno precalentado a 400 grados F (204 ºC) y hornéalas durante 5 minutos. Retira el pollo del horno y sírvelo.

Consejos y advertencias

  • También puedes utilizar un paquete muy simple hecho de papel pergamino para mantener húmedas a las pechugas de pollo mientras las horneas. Simplemente coloca en una bandeja para hornear una hoja de papel pergamino untada en mantequilla extendida más allá de los bordes de la bandeja. Coloca las pechugas de pollo sobre el papel, espaciadas uniformemente. Dobla la hoja grande de papel encerado hacia atrás por encima de las pechugas para mantener la humedad y baña estas con mantequilla mientras se cocinan.
  • El pollo crudo o poco cocinado puede contener salmonella o la bacteria listeria, las que pueden causar enfermedad. Usa un termómetro de carne para asegurarte de que el pollo esté bien cocido. Este debería ser de color blanco y calentado a una temperatura interior uniforme de 165 grados F (74 ºC).
  • También debes lavar inmediatamente tus manos, los utensilios, los contenedores y la superficie de la cocina que entra en contacto con el pollo crudo durante y después de su preparación.
  • Ten cuidado de no confundir el papel pergamino con papel de cera. ¡La cera se derrite en el horno!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles