DESCUBRIR
×

Qué hacer si tu horno GE no se enciende

Actualizado 17 abril, 2017

Los problemas más comunes que se producen con los hornos de GE se pueden solucionar sin la ayuda de un profesional. Si el horno no se enciende en absoluto, esto indica un problema eléctrico, ya sea en la fuente de alimentación principal o en el propio horno.

Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images

Fusible/disyuntor fundido

Revisa primero la caja de fusibles de tu casa. Un fusible o un disyuntor fundido es la causa más común del fallo de alimentación de un aparato. Afortunadamente, también es lo más fácil de reparar, ya que sólo se tiene que reemplazar el fusible/disyuntor que está fundido.

Cable eléctrico está deteriorado

Si hay fusibles o interruptores fundidos, corta el suministro eléctrico al horno y tira de éste hacia fuera de la pared. Inspecciona el cable de alimentación en busca de signos de desgaste, como grietas, dobleces o una conexión incompleta. Los cables desgastados deberán ser sustituidos y los reemplazos están disponibles en cualquier tienda de electrodomésticos o desde el sitio web de GE.

Cableado defectuoso del horno

Si el cable de alimentación está bien, podría existir un cableado defectuoso en el propio horno. Desenchufa el horno y retira con cuidado el panel posterior. Inspecciona todo el cableado interno para ver si hay señales de daños tales como roturas, deshilachado y zonas quemadas. Cualquier cableado dañado debe ser reemplazado por un cable de grado del aparato y los conectores adecuados.

Horno colocado inadecuadamente

Si el cableado está en buen estado, puede que los mandos de tu horno estén mal ajustados. Consulta el manual del propietario para conocer los parámetros de control adecuados para tu modelo particular. Si esto no soluciona el problema, ponte en contacto con un centro de servicio.