Cómo hacer un cepillo suave

Escrito por contributing writer | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un cepillo suave

A través de nuestras vidas, usamos muchos tipos de brochas: para el cabello, para pintar, para el maquillaje y para limpiar. Sin embargo, lo que es posible que no sepas es cómo suavizar estos tipos de brochas. Hay varias razones para querer suavizar una brocha. Una razón básica es que una brocha áspera y dura puede romper el cabello y rallar distintas superficies.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Champú de buena calidad
  • Trapo para limpiar
  • Limpiador facial
  • Blanqueador
  • Acondicionador para el cabello
  • Vinagre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza lavando la brocha. Cada brocha debe ser limpiada de forma diferente, por ejemplo, debes lavar un cepillo para el cabello en champú de buena calidad, como el que usarías para tu pelo. Una brocha para pintar debe limpiarse en un agente que elimine la pintura. Un agente no tóxico usado para quitar pintura de las brochas es el aceite mineral. Vierte un poco en un trapo y deja que empape la brocha. Las brochas de maquillaje requieren un toque más delicado para su limpieza. Puedes usar un agente limpiador, como el que usas para tu rostro. Y una brocha para limpiar hogares puede lavarse en agua caliente y una tapa llena de blanqueador.

  2. 2

    No importa qué tipo de brocha limpies, enjuágala con agua limpia. Asegúrate de quitar todos los residuos de la limpieza.

  3. 3

    Deja que la brocha se seque con el aire. No importa qué brocha hayas limpiado, déjala un tiempo secándose al aire.

  4. 4

    Algunas brochas requieren mayor suavizado. Para suavizar aun más un brocha para el cabello, aplica acondicionador y enjuaga. Si la brocha para maquillaje que quieres suavizar aun no cumple tus expectativas, intenta aplicar un poco de acondicionador para el cabello de buena calidad y déjala reposar de 5 a 10 minutos. Luego enjuaga y asegúrate de que no queden residuos. Déjala secar. Deja una brocha de pintura remojada en agua hirviendo lo suficiente para eliminar cualquier resto de pintura. Luego aplica un poco de acondicionador de buena calidad. Deja que repose durante 10 minutos. Enjuaga, asegurándote de que no queden residuos. Si la brocha de limpieza de la casa no está tan suave como quisieras, intenta remojarla en una mezcla de agua caliente y vinagre de 5 a 10 minutos. Sacude el exceso de agua. Deja que seque al aire.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles