Hueco en el muslo por necrosis grasosa

Escrito por annie summers | Traducido por huntress thompson
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hueco en el muslo por necrosis grasosa
Un hueco o hendidura puede deslucir tu muslo. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Puedes tener necrosis grasosa en cualquier parte del cuerpo que tenga grasa. Suele verse en los pechos como resultado de una complicación en cirugías de senos. El significado literal de "necrosis grasosa" es muerte de grasa. La grasa que muere puede formar un bulto que puede desaparecer por su cuenta o que precisará ser removido. Cuando la grasa se remueve o destruye, no crece de nuevo en el área afectada. El resultado es un hueco o una hendidura. Para rellenar estas depresiones o hendiduras es necesario un procedimiento bastante común de cirugía estética.

Otras personas están leyendo

Hendiduras en la grasa

Los huecos o hendiduras en los tejidos liposos pueden ser el eventual resultado de la necrosis grasosa o la remoción intencional de grasa. La liposucción puede resultar en hendiduras. Éstas, a veces, pueden mejorarse con un retoque de liposucción. Existen hendiduras de liposucción que no responden, como huecos de la necrosis grasosa o causados por otros motivos que pueden rellenarse con injertos de grasa. Estos injertos también se conocen como inyecciones de grasa. Este procedimiento se realiza utilizando tu propia grasa, por lo que hay pocas posibilidades de rechazo del tejido.

Injertos de grasa

Los injertos de grasa requieren de un área de tejido liposo donde la remoción de una cantidad suficiente no cause otro defecto cosmético. El abdomen, las nalgas o los muslos suelen ser los sitios más frecuentemente elegidos. Siendo que una parte de la grasa transferida por injerto no sobrevivirá, es necesario sobrellenar el hueco o hendidura. Las células de grasa sobrevivientes llenarán el hueco y se nutrirán de la sangre, tal y como lo hacían en su locación original.

Procedimiento

El procedimiento de extracción utilizado dependerá de la cantidad de grasa que precisa ser transferida. En términos directos, la grasa se extrae con una jeringa o instrumentos de liposucción y se inyecta con una jeringa en el área de la hendidura. Tu cirujano plástico querrá asegurarse de que el área tiene buena circulación, siendo que la necrosis grasosa a veces se debe a un pobre abastecimiento de sangre. Para la mayor parte de las hendiduras o huecos, el procedimiento es ambulatorio con un corto período de recuperación. Es esencial seguir las instrucciones de cuidado posterior y realizar controles para los mejores resultados.

Consideraciones financieras

Los injertos de grasa pueden ser una excelente solución para arreglar un hueco o hendidura en el muslo. Sin embargo, necesitarás controlar con tu seguro médico. Los injertos de grasa suelen considerarse como procedimientos cosméticos y la mayoría de las aseguradoras no suelen cubrirlas. Esto quiere decir que tendrás que pagar a un cirujano plástico para que realice el procedimiento antes de hacerlo. La mayor parte de los cirujanos plásticos ofrecen una consulta gratis para los procedimientos cosméticos, así que estarás consciente de los riesgos, costos y beneficios. Asegúrate de preguntar cuáles son tus opciones de pago a tu cirujano plástico. Pueden incluso sugerirte un pago con tarjeta de crédito con bajos intereses o incluso sin ellos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles