Cómo hacer para que tu husky se lleve bien con tu gato

Escrito por m.b. lachlei | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer para que tu husky se lleve bien con tu gato
(Photos.com/AbleStock.com/Getty Images)

Los huskies y los gatos no se llevan bien naturalmente. Al contrario de otros perros a los que no les importan los gatos o que se hacen amigos de ellos, muchos huskies son cazadores naturales, propensos a seguir una presa, lo que significa que irán detrás de lo que vean como presa, lo que incluye a los animales más pequeños que no son perros. Entre estos animales están los gatos. Si tienes la habilidad para entrenar a tu husky cuando es cachorro, tu índice de éxito va a ser más alto que con un perro adulto. Aunque, algunos huskies eventualmente se pueden hacer amigos de los gatos, pero lleva tiempo de un régimen de entrenamiento que puede ser que nunca sea totalmente exitoso. En esos casos, es mejor mantener a los animales separados y hacerte un "tiempo para huskies" y otro "tiempo para gatos".

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una jaula para perros
  • Una caja de deshechos
  • Un rascador de gatos
  • Recipientes para gatos
  • Comida para gatos y agua
  • Una jaula para gatos
  • Habitaciones con puertas en la casa
  • Puertas para bebés/mascotas
  • Convites
  • Una correa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Separa al gato del husky. Decide cuál va a ser la habitación o jaula del perro y cuál la del gato, para poder dejar a uno suelto mientras el otro está seguro.

  2. 2

    Permite que el husky descubra libremente al gato por una semana. Mantén al gato en la habitación con su caja de deshechos, comida, agua y rascador. Los huskies se acostumbrarán a los ruidos y los olores del gato a través de la puerta.

  3. 3

    Deja que el gato salga y pon al perro en su habitación por un rato. Deja que el gato deambule para que deje su olor en la casa para que el husky se acostumbre.

  4. 4

    Pon al husky en una jaula y deja que el gato ande por la casa y explore. Hazlo por varias horas por día o de un día para otro por una semana o más. Vuelve al gato a su habitación cuando el perro esté suelto.

  5. 5

    Coloca una puerta de bebé o para mascotas en la puerta de la habitación del gato.

  6. 6

    Preséntalos en la habitación del gato. Lleva al perro a la habitación del gato y abre la puerta.

  7. 7

    Distrae al husky con convites. Pon a tu perro en posición de sentado y dale convites mientras el gato se acerca a investigar. Hazlo varias veces por día durante una semana.

  8. 8

    Pon al husky en la correa y libera al gato. Distráelo con convites y corrígelo si quiere ir tras el gato. Continúa con esto por una semana, poniéndolo en la jaula cuando no lo puedes cuidar. Si nmuestra demasiado interés en el gato, continúa con el entrenamiento previo hasta que veas que hay mejoras.

Consejos y advertencias

  • El entrenamiento te puede llevar meses, así que sé paciente.
  • Siempre dale a tu gato una puerta vertical. Los sofás, las sillas, las bibliotecas, las mesas y los tocadores pueden ser usados como una ruta de escape.
  • Algunos huskies puede ser que no hagan progresos. Si es ese el caso, trata de hacerte "tiempo para el gato" y "tiempo para el perro".
  • Nunca dejes a tu husky con el gato desatendidos.
  • Nunca trates de apurar las presentaciones.
  • No trates de quitarle las uñas a tu gato. Sin sus uñas no se pueden proteger.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles