Ideas para cenadores en jardines

Escrito por benna crawford | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ideas para cenadores en jardines
Una serie de cenadores se convierten en un túnel de flores desde la casa hasta el jardín. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un cenador provee un soporte para las plantas trepadoras, un lugar protegido para el descanso y un quiebre visual en el jardín. Los cenadores pueden estar hechos de ramas, de madera, de metal, de caña e incluso de plástico, aunque los materiales naturales se mezclan a la perfección con el paisaje. Un arco delgado puede utilizarse para marcar una transición entre los parterres. Un cenador un poco más sustancial puede ser la entrada a un jardín de aventura.

Otras personas están leyendo

Cenador duradero

Un cenador de hierro forjado es lo suficientemente fuerte para sostener años de rosas cultivadas sin inclinarse o doblarse. El cenador robusto envejecerá muy bien en su lugar si está densamente cubierto de enredaderas o puede actualizarse cada temporada con una nueva capa de pintura cuando sea soporte de las trepadoras anuales. Busca formas inusuales de arcos o líneas de hasta dos glorietas para formar una entrada extendida. Coloca las rosas para comenzar el entrenamiento y cubran a la glorieta. Una vez que hayan crecido, se agarrarán rápido del soporte, pero de manera inicial tú debes atar tres o cuatro tallos largos con cinta plástica para jardín o con cordel. Los cordeles se pudrirán eventualmente, pero las rosas pueden no necesitar ser aseguradas después del primer o del segundo año. Coloca el cenador en el borde de un jardín en el patio y utiliza piedras en forma de escalera para hacer unos escalones desde el jardín o el camino hasta el pavimento.

Cenadores de asiento autónomo

Un cenador hecho de ramas entretejidas en un arco con un banco integrado de madera es una escultura solitaria en invierno y una hermosa alcoba para leer un buen libro en el verano. Planta una enredadera trepadora como la clematis o la madreselva para que cubra el cenador cuando florezca y que muera para revelar las hermosas líneas de la estructura a fines del otoño y durante el inverno. Coloca varios de estos cenadores naturales alrededor de un gran jardín, escondidos entre setos o en un huerto pequeño.

Un cenador como una habitación

Un gran cenador cubriendo una zona pavimentada en el jardín crea un espacio con sombra para relajarse y comer al aire libre. Coloca muebles de madera desgastados debajo de un arco grande, o dos arcos, desde los troncos de árboles de cedros rojos y cubierto con glicinas o buganvilia. Un par de luces o algunas lámparas solares convierten este lugar en un punto donde conversar por la noche. En lugar de una entrada, este cenador se convierte en un destino, por el cual se accede mediante un camino de peldaños a medio cubrir por la cobertura del suelo. Planta paredes de arbustos y helechos en todos los lados del cenador y del pavimento para imponer un sentido de privacidad en el medio del jardín.

Puerta del jardín

Invita a las visitas a tu jardín con un cenador de bienvenida, cubierto por lilas o plantas de morning glory, por encima de una puerta baja. Un cenador pintado de blanco con una cerca que se abra en el centro da una apariencia clásica. Un cenador de madera desgastada por encima de una puerta pintada con un turquesa brillante o con un verde esmeralda insinúa un jardín secreto detrás. Un cenador como puerta de jardín puede ser un quiebre en una pared de piedras apiladas o de ladrillos vintage, o incluso podría ser parte de una cerca que esté plantada de manera similar con enredaderas y arbustos trepadores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles