Ideas para la enseñanza de los conceptos de pesado y ligero a los niños de Kinder

Escrito por misty barton | Traducido por maría j. caballero
Ideas para la enseñanza de los conceptos de pesado y ligero a los niños de Kinder
Los niños pueden usar las actividades de clasificación y apilado para aprender sobre el peso. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los niños de kinder no son capaces de comprender conceptos abstractos, por lo que tienden a pensar en grande y pesado, y pequeño y ligero, como sinónimos. Para que ellos puedan entender de forma concreta que los objetos pequeños pueden ser pesados, ​​hay que encontrar una manera de involucrarlos físicamente en el peso de los objetos para que puedan ver la relación entre el peso y el tamaño. Esto también les enseñará que el peso de un objeto no es siempre como parece.

Balanzas

Utiliza las balanzas para explicar lo pesado y lo ligero. Comienza por poner una canica en un lado de la escala y dos o tres en el otro, para que los estudiantes puedan ver cómo responde al peso, la forma en que se hunde en el lado más pesado y se mueve hacia arriba en el lado más ligero. A continuación, permite a los estudiantes experimentar colocando objetos pequeños a cada lado de la balanza para ver cuál es más pesado y cuál más ligero. Dales objetos como globos, coches Hot Wheels, pelotas de golf, muñecos pequeños, productos alimenticios y otros objetos pequeños.

Lenguaje de señas

Enseña a los niños los signos de ligero y pesado en el lenguaje de señas americano. A continuación, muestra a los estudiantes objetos pesados o ligeros y haz que levanten sus manos con el signo de pesado o ligero, dependiendo del objeto que sostengas. Por ejemplo, en primer lugar sostén una bola de bolos y haz que los estudiantes den la señal de pesado. Cuando todos los estudiantes hayan respondido correctamente, sostén una pelota de béisbol y haz que los estudiantes hagan la señal de ligero. Repite lo mismo con otros objetos, como con frutas ligeras y pesadas, tal vez una sandía y una manzana, y juguetes ligeros y pesados.

Manos a la obra

Dale a los estudiantes dos cestas de la ropa y una mesa llena de objetos. Asegúrate de que tengas una buena variedad. Debes tener cosas pequeñas que sean pesadas​​, como una pesa para papel y cosas grandes que sean ligeras, como una pelota de playa. Es importante asegurarte de que los niños no confundan grande y pequeño con pesado y ligero. Haz que los estudiantes ordenen los objetos en las dos cestas de ropa, colocando todos los objetos ligeros en una y todos los objetos pesados ​​en la otra. Al final, haz que los alumnos justifiquen su clasificación para los objetos que tú habrías clasificado de forma diferente. Corrígeles su lógica si es un error.

Libro para colorear

Haz o imprime un libro para colorear pesado y uno ligero. Un libro de conceptos está disponible en la página web de recursos K-3 Teacher que puedes descargar e imprimir de forma gratuita. Haz que los estudiantes coloreen las páginas que tengan comparaciones de ligero y pesado, y luego que rellenen las páginas en blanco con las comparaciones de su elección. Deja que los estudiantes decoren las páginas con crayones, marcadores y cualquier otro suministro que hayas decidido proporcionar.

Muestra y cuenta

Establece dos días de mostrar y contar para los niños durante la semana o semanas que les estés enseñando los conceptos de pesado y ligero. Pide a los estudiantes que lleven un objeto pesado y otro ligero para mostrar a la clase. Los estudiantes pueden hablar de lo que traen, de dónde lo sacaron, por qué es importante para ellos y por qué lo trajeron como un ejemplo de pesado o ligero. Asegúrate de que si traen un objeto pesado en el primer día, aporten un elemento ligero en el segundo día de modo que puedas comprobar la comprensión de ambos conceptos.