Las ideas de los gobiernos totalitarios

Escrito por breann kanobi | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las ideas de los gobiernos totalitarios
El gobierno totalitario puede implicar una vigilancia constante por parte de la policía. (Michael Blann/Digital Vision/Getty Images)

Los gobiernos totalitarios son similares a las dictaduras y a los gobiernos fascistas en su ideología y en el poder que le dan a sus líderes. Sin embargo, el totalitarismo se diferencia de otros gobiernos en el sentido de que, por lo general, se centra en un objetivo. Además son considerados crueles e injustos por la mayoría de la gente y usualmente limitan las libertades personales de sus ciudadanos.

Otras personas están leyendo

Gobierno central fuerte

Todos los gobiernos totalitarios se basan en la idea de que el gobierno es supremo. Está a cargo de todas las organizaciones sociales, políticas y empresariales y exige control y respeto. La mayor parte de estos gobiernos están centralizados, lo que requiere de un capital poderoso y de numerosos funcionarios de gobierno. Por lo general, los toman el control en nombre de una meta específica, como la purificación racial o acabar con el terrorismo. En la mayoría de los casos, estos objetivos se presentan como ideales y realmente nunca se pueden lograr.

Instituciones sociales

Durante la mayoría de los gobiernos totalitarios, las instituciones sociales son dejadas de lado en favor de las instituciones gubernamentales. En gobiernos más tolerantes, las organizaciones son desincentivadas en lugar de prohibidas, mientras que los gobiernos moderadamente estrictos pueden desalentar y al mismo tiempo reprimir a los grupos sociales. Por lo general, estos grupos sociales incluyen causas como los derechos de las mujeres, grupos de jóvenes, organizaciones religiosas y cualquier otra organización con una ideología que no se ajuste a la ideología del Estado. Los gobiernos totalitarios pueden poner fin a las tradiciones sociales, como las bodas y los funerales.

Censura

Con el fin de lograr el control de la opinión pública, los gobiernos totalitarios deben censurar los medios de comunicación como los periódicos, los libros, los programas de televisión y las películas. Muchas veces, el Estado toma el control de un medio de comunicación, de modo que es imposible publicar historias que revelen las fallas del gobierno. El poder gubernamental puede suprimir cualquier editorial contra el gobierno o establecer que es ilegal criticarlo. Estos estados a menudo utilizan los medios de comunicación para convencer a los ciudadanos de que no existen los problemas. Pueden poner películas de propaganda o videos o llenar las escuelas con libros de texto de historia revisados ​​que no aborden las manchas negras de la historia de la nación.

La policía y la violencia

La condición de un gobierno totalitario se refiere a menudo como un estado policíaco. La policía de un Estado totalitario a menudo opera bajo reglas y regulaciones que son desconocidas para el público y pueden implicar el uso de violencia contra los disidentes no violentos o los manifestantes. La violencia a gran escala es común en los regímenes totalitarios y puede incluir ataques a los grupos sociales, el asesinato de quienes tenían el poder o la eliminación de personas que ejercen influencia y se niegan a plegarse a la voluntad del gobierno. El líder del gobierno es considerado el líder de la policía y puede ordenar la violencia o ataques sin pedir permiso a otras organizaciones gubernamentales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles