Ideas para pintarles rostros de demonios a pequeñitas

Escrito por aurora lajambre | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ideas para pintarles rostros de demonios a pequeñitas
Las imágenes tradicionales de demonios incluyen piel roja y cuernos. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Pintarle la cara a una pequeñita es una manera sencilla de hacer que un disfraz de demonio tradicional sea único. Sin importar que ella sea un demonio amistoso, tonto o tenebroso, la pintura en el rostro ayudará a acentuar su personalidad y hará que el disfraz completo sea más entretenido. Al crear el diseño para la pintura del rostro, ten en cuenta los detalles adecuados para la edad, por ejemplo, la sonrisa diabólica.

Otras personas están leyendo

La pequeña del diablo

Crea un personaje con un poco de ayuda de la imaginación de la niña y pregúntale cómo cree que luce la hija del diablo. Cubre su rostro con pintura roja y haz cuernos rosas que se extiendan por encima de sus cejas. Delinea sus labios del mismo tono que los cuernos, ensanchando la boca para hacer una sonrisa inhumana. Pinta rosas negras en una de sus mejillas y añádele accesorios a su disfraz con una horquilla roja y brillante.

El mismo demonio

Si tu hija quiere ser un diablo grande y malo como el que aparece en los relatos, entonces acentúa los detalles tenebrosos. Usa un tono de rojo claro como base para todo su rostro y enfatiza las mejillas sombrías con líneas negras debajo de los pómulos. Pinta una barba de chivo negra en la punta de su mentón. Usa delineador negro para exagerar el tamaño de sus fosas nasales dibujando círculos grandes y redondeados en la parte inferior de la nariz. Colorea el espacio entre sus ojos y sus cejas con negro e inclina la parte superior de sus cejas hacia arriba.

El diablo disfrazado

Si tienes una hija pequeña, conviértela en un demonio disfrazado como niñita y evita pintar todo su rostro embelleciendo sus facciones. Delinea sus labios con lápiz labial negro y dibuja un triángulo negro sobre su nariz para que se parezca a un esqueleto arruinado. Hazle las cejas gruesas y oscuras con un lápiz delineador. Completa el disfraz con cuernos rojos y curvos encima de su frente.

Cuernos espectaculares

Los cuernos del diablo son su mejor característica. Concéntrate en pintar cuernos elaborados que comiencen justo encima del ojo y vayan hasta la punta de la línea del cabello. Hazlos curvos para que parezca que salen de las orejas. Píntalos de un color rojo brillante y delínealos con líneas gruesas negras. Dibuja estrellas diminutas amarillas o blancas sobre los cuernos para darles un poco más de gracia; haz también estrellas que combinen en sus mejillas. Deja el resto de su rostro libre de maquillaje y tírale el cabello hacia atrás con una cinta roja o una cola de caballo puntiaguda en la punta de la cabeza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles