Identificar problemas con el calentador de la calefacción

Escrito por kyle mcbride | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Identificar problemas con el calentador de la calefacción
Revisa y reemplaza el calentador de la calefacción para que el compartimiento de los pasajeros tenga una temperatura agradable. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El calentador del sistema de calefacción de un automóvil utiliza el calor residual del motor para calentar el aire del compartimiento de pasajeros. Se trata de un pequeño radiador que recibe líquido refrigerante a través de mangueras que provienen del motor. El líquido circula a presión a través de unos estrechos tubos de metal, acomodados en dos hileras. El calor es transferido desde los tubos hacia unas aletas que se encargan de disipar el calor. Un ventilador colocado dentro del conducto de aire del sistema de calefacción y refrigeración, empuja aire a través de las aletas del radiador y los envía hacia a la cabina. La falta de mantenimiento y el desgaste pueden causar que el radiador se oxide y se rompa, provocando una pérdida de líquido refrigerante.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Enciende el motor del vehículo y permite que caliente hasta la temperatura normal de funcionamiento.

  2. 2

    Enciende el sistema de calefacción.

  3. 3

    Abre el capó. Encuentra las mangueras del sistema de calefacción, que van desde el motor hacia la placa de metal que separa la cabina de los pasajeros. Revisa las mangueras para comprobar si existen pérdidas de líquido o vapor.

  4. 4

    Revisa las boquillas donde las mangueras se conectan con el radiador de la calefacción, para comprobar si existen pérdidas o rajaduras.

  5. 5

    Revisa el interior de la cabina para buscar señales de pérdidas o vapor. Muchos radiadores están montados cerca del sistema de control de la ventilación, en la parte superior del espacio donde el conductor coloca los pies.

  6. 6

    Levanta la alfombra del suelo de los asientos delantero y comprueba la presencia de humedad o manchas causadas por la pérdida de refrigerante.

  7. 7

    Observa debajo del vehículo, del lado derecho, cerca del panel divisor del motor. Comprueba que no haya gotas de refrigerante en este sector.

  8. 8

    Coloca el ventilador del sistema de calefacción en su potencia mínima. Acércate a los conductos de ventilación para determinar si se huele la presencia de líquido refrigerante o si existe vapor en el flujo de aire.

  9. 9

    Si la inspección, entre los pasos 4 y 8, indica que existe una pérdida en el radiador, deberás reemplazarlo. Consulta el manual de mantenimiento del vehículo o dirígete a un taller autorizado para que lleven a cabo el reemplazo.

  10. 10

    Comprueba la temperatura en la manguera de entrada del radiador, a ambos lados de la válvula (si posee). Si la manguera está calienta antes de la válvula, pero fría del otro lado, significa que la válvula esta atascada. Si la temperatura es igual a ambos lado, entonces la válvula funciona de manera correcta. Reemplaza la válvula si no funciona.

  11. 11

    Apaga el ventilador del sistema de calefacción. Comprueba la diferencia de temperatura entre las mangueras de entrada y salida del calentador. Si la manguera de entrada está caliente y la de salida, fría, esto indica que el radiador está atascado. Haz circular líquido en sentido inverso por el radiador para desatascarlo. Si esto no funciona, deberás quitarlo y reemplazarlo.

Consejos y advertencias

  • La diferencia de temperaturas entre las mangueras de entrada y de salida, en caso de una válvula o radiador atascado, será muy sutil, ya que el flujo de líquido es muy débil o nulo.
  • La presencia de manchas de óxido o la formación de moho debajo de la alfombra en el suelo del lado derecho de la cabina, corresponde a una fuga intermitente de líquido que indica que el calentador está roto.
  • Mantener el nivel de refrigerante del motor ayuda a preservar el radiador del sistema de calefacción y evita los problemas relacionados con la corrosión de sus componentes. Lee las indicaciones en el manual del fabricante para conocer los intervalos de mantenimiento y los procedimientos adecuados.
  • Si el calentador está atascado, pero no tiene pérdidas, llegará muy poco o nada de calor a la cabina a través del conducto de ventilación.
  • Trabaja con cuidado al inspeccionar las mangueras de la calefacción. Las pérdidas de refrigerante y el vapor pueden causar graves quemaduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles