Cómo identificar señales de parto en el embarazo

Escrito por heather montgomery | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo identificar señales de parto en el embarazo
Conoce las señales del trabajo de parto. (Comstock/Stockbyte/Getty Images)

Aunque la televisión y el cine a menudo representan el inicio del trabajo de parto con una mujer tomándose el abdomen y gritando de dolor, o una rotura sorpresiva de aguas, estas situaciones rara vez se dan así. Por el contrario, las señales de parto en el embarazo son más sutiles, y a menudo comienzan semanas antes del nacimiento propiamente dicho. Los siguientes pasos te ayudarán a identificar estas señales de parto durante el tercer trimestre del embarazo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Experimenta un "encajamiento", o la sensación de que el bebé ha llegado a la posición de parto. Esto puede darse en cualquier momento en las semanas o días anteriores al parto. Observa si tu centro de gravedad ha cambiado, como ocurrirá durante el encajamiento. Determina si hay cierto alivio en la presión en tu diafragma y, a la vez, un aumento de ésta en tu vejiga o mayor necesidad de ir al baño.

  2. 2

    Pregúntale a tu médico sobre el adelgazamiento, o maduración, del cuello del útero durante alguno de tus exámenes pélvicos de rutina durante el tercer trimestre. El borrado del cuello sucederá mientras este se prepara para el alumbramiento, afinándose desde una pulgada (2,5 cm) o más de espesor hasta algo similar a una hoja de papel. Pregúntale a tu médico qué tanto se ha adelgazado éste durante el examen: un 100 por ciento es un borrado completo.

  3. 3

    Pídele a tu médico que revise también la dilatación o apertura de tu cuello del útero. La dilatación ocurre gradualmente, y se mide de 0 a 10 centímetros. A los 10 centímetros, el bebé puede nacer. Espera el comienzo de la dilatación (de 1 a 3 centímetros) durante las últimas semanas del tercer trimestre, mientras que el resto de la dilatación ocurre en el día mismo del parto.

  4. 4

    Fíjate si hay mucosidades rosadas o manchadas de sangre, o flujo espeso. Esto se debe a la pérdida del tapón de mucosidad. Este tapón bloquea la abertura del cuello durante el embarazo, e impide que las bacterias entren al útero. Sin embargo, a medida que el cuello se afina y relaja, este tapón puede ser expulsado. Espera que el trabajo de parto comience pronto, de minutos a una semana, si ves que el tapón mucoso ha sido expulsado.

  5. 5

    Experimenta un goteo o chorro de fluido cálido. Esto es la ruptura de fuente. El saco amniótico que ha protegido al bebé ha roto sus membranas, soltando fluido amniótico. Debes saber que la ruptura de membranas y fuente es una señal definitiva de que el parto comenzará en horas, y prepárarte para ir al hospital; si han transcurrido más de 24 horas y no ha comenzado el parto, tu médico intervendrá para inducirlo.

  6. 6

    Ten en cuenta cualquier molesta digestiva sin explicación, como diarrea o náuseas. Estas molestias al término del embarazo son a menudo una respuesta a los niveles elevados de prostaglandina que ocurren en el comienzo del trabajo de parto.

  7. 7

    Ten en cuenta cualquier sentimiento inesperado de energía, ansiedad o necesidad de hacer algo. Estos arranques de energía se conocen como conducta de anidado. Espera esta necesidad repentina e irresistible de limpiar, organizar y ordenar que a menudo se da en las semanas o días finales antes del parto.

  8. 8

    Ten en cuenta si tienes dolor más o menos permanente de espalda, calambres en la parte superior del abdomen o contracciones dolorosas. El verdadero dolor de parto se irradia en la parte alta del abdomen y espalda baja (los dolores de falso trabajo de parto se concentran en la parte baja del abdomen e ingle). Mide la frecuencia de las contracciones, contando desde el comienzo de una al comienzo de la siguiente. Mide también la duración de cada contracción. Las contracciones de parto duran de 15 a 30 segundos, progresando con mayor duración y desarrollando un patrón de regularidad. También indican el comienzo del parto.

Consejos y advertencias

  • Identificar las señales de parto en el embarazo te da una oportunidad para saber cuánto tiempo queda y continuar con tu vida y actividades normales. Incluso con un poco de dilatación u otras señales sutiles de parto, las últimas semanas son un buen momento para terminar el dormitorio del bebé, preparar las maletas para el hospital y cocinar por adelantado para auxiliarte durante las primeras semanas con el bebé.
  • No es poco común experimentar "falsas alarmas" del comienzo del trabajo de parto. Por ejemplo, podrías tener contracciones regulares cada tres minutos, ir al hospital, y que las contracciones se detengan. Si esto sucede, tómalo como un ensayo y usa la experiencia de modo positivo, en especial si este es tu primer bebé.
  • Sólo alrededor de un 10 por ciento de las mujeres experimentan una ruptura de fuente dramática. Cuando esto ocurre así, usualmente se da en cama, en casa. Sin embargo, sucede con más frecuencia que las membranas se rompan durante la segunda etapa del parto en el hospital. Si esto te preocupa de todos modos, trata de cubrir tu colchón con plástico.
  • No leas la lista de señales de parto y trates de igualarlas paso a paso con lo que estás experimentando. No todas las mujeres tienen las señales de trabajo de parto de la misma manera. Algunas mujeres experimentan estas señales hasta un mes antes del nacimiento, mientras que otras podrían no sufrir ninguna señal hasta la semana 40 o 41. Del mismo modo, algunas mujeres experimentan muchas de estas señales todas juntas en pocos días, mientras que otras pueden tener síntomas que duran varias semanas.
  • Aunque la pérdida del tapón de mucosidad indica un próximo parto, la dilatación del cuello del útero no tiene el mismo valor predictivo. Es muy posible tener una dilatación de 3 centímetros varias semanas antes que el bebé nazca, mientras que otras madres no tienen dilatación hasta que comienza el trabajo de parto. Incluso, otras mujeres pueden llegar y sobrepasar la fecha en que se espera el parto sin que haya dilatación alguna.
  • No hagas nada que pueda introducir bacterias en tu útero si has perdido el tapón o roto fuente. Esto incluye baños, tampones o relaciones sexuales.
  • Si tus membranas se rompen y tu fluido no es claro e inodoro, informa a tu médico inmediatamente, pues puede ser una señal de infección uterina, sobre todo si el fluido es verde o maloliente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles