Cómo identificar los síntomas de una infección vírica

Escrito por darlene zagata
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo identificar los síntomas de una infección vírica

Las infecciones víricas las causa un virus. Muchas personas han tenido un virus en algún momento. Una infección de este tipo puede producir un sinfín de síntomas diferentes. No se pueden curar con antibióticos: son las infecciones bacterianas las que responden a este tratamiento. Las infecciones bacterianas se suelen caracterizar por la presencia de dolor, inflamación y enrojecimiento pero a menudo es difícil saber distinguir entre una infección vírica y bacteriana. Aprende a identificar los síntomas de una infección vírica.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Comprueba tu temperatura. Tener fiebre es uno de los primeros signos que indican que a tu cuerpo lo ha invadido una infección vírica. La fiebre ocurre como resultado del propio sistema de defensa del cuerpo. La temperatura corporal sube al intentar eliminarse la infección. El mero hecho de tener fiebre no puede usarse para identificar si hay una infección vírica, ya que también puede darse con las bacterianas; es por este motivo que es importante identificar también otros síntomas.

  2. 2

    Comprueba si se está dando diarrea y vómitos. Suelen ser signos típicos de que la infección ha invadido el tracto gastrointestinal. Es importante beber muchos líquidos cuando se dan estos síntomas para prevenir una posible deshidratación.

  3. 3

    Observa si hay resfriado y congestión. Estos síntomas suelen acompañar a las infecciones virales, aunque no hay que basarse en ellos para determinar si realmente se trata de una ya que pueden darse también en infecciones de otros tipos.

  4. 4

    Comprueba si hay destilación nasal (mocos) o dolor de garganta. Las infecciones víricas suelen presentar estos síntomas. Puede haber una gran cantidad de mocos, y el dolor de garganta suele estar relacionado con la inflamación de las glándulas en el cuello.

  5. 5

    Comprueba si hay dolor de cabeza o dolores corporales. Tanto el dolor de cabeza como el muscular suelen acompañar a las infecciones víricas. El dolor de cabeza también puede darse en otras enfermedades.

  6. 6

    Ten presente que uno de estos síntomas de forma aislada no implica necesariamente la presencia de una infección vírica. También es importante recalcar que una infección de este tipo puede producir una serie de síntomas distintos. Lo más probable es que aparezca una combinación de los síntomas mencionados. A veces diferenciar entre una infección vírica y una bacteriana puede ser difícil incluso para el médico. Puede que sea necesario llevar a cabo análisis para confirmar el diagnóstico. Si experimentas cualquiera de los síntomas que se mencionan arriba, es probable que hayas contraído una infección vírica. Acude a tu médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles