Cómo identificar los síntomas de los trastornos de electrolitos o fluidos

Escrito por jessica jones | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un cambio repentino en tu estado de salud puede indicar un trastorno electrolítico o de fluidos. Aunque el médico será capaz de utilizar una prueba de sangre u orina para determinar lo que está mal, supervisando tu dieta puedes ayudar a reducir el riesgo del desequilibrio en los electrolitos. Siempre consulta a un médico si experimentas uno o más de los síntomas enumerados a continuación.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Visita a un médico si experimentas uno o más de los siguientes síntomas: fatiga repentina, sequedad en la boca, debilidad muscular, espasmos musculares, cambios en los patrones respiratorios, convulsiones, desorientación, náuseas y mareos.

  2. 2

    Mantén un diario de por lo menos una semana después de ver a un médico. Este diario debería describir cuándo experimentas estos síntomas, ya que el tratamiento adecuado puede ser administrado. Anota las horas y fechas en las que experimentas incomodidad física o los momentos en los que de repente te sientes cansado o mareado.

  3. 3

    Supervisa tus hábitos alimenticios. Evita los alimentos que son altos en sodio y asegurate de que recibes suficiente calcio durante el día. Muchas frutas y verduras contienen las cantidades adecuadas de los electrolitos antes mencionados. La mala alimentación y el ejercicio pueden llevar a trastornos de los electrolitos o fluidos.

  4. 4

    Determina con qué frecuencia experimentas estrés durante el día. Si experimentas un aumento de los síntomas mencionados anteriormente durante situaciones de estrés, puedes tener un desequilibrio electrolítico.

  5. 5

    Visita a tu médico para un examen de seguimiento. Un simple examen de sangre o de orina determinará tus niveles de electrolitos. Las condiciones médicas tales como la enfermedad renal, endocrina o trastornos hormonales o de mala absorción pueden provocar desequilibrios en los electrolitos o trastornos de líquidos. El diagnóstico y tratamiento de los problemas médicos tan pronto como sea posible puede ayudar a restaurar el equilibrio de los electrolitos.

Consejos y advertencias

  • Mantente hidratado durante todo el día para evitar la pérdida de los electrolitos. Tomar agua y otros líquidos que contengan electrolitos puede ayudar a tu cuerpo a permanecer saludable y activo.
  • Los síntomas de trastornos de los electrolitos o fluidos pueden variar dependiendo del tipo de desequilibrio electrolítico que estés experimentando. Los electrolitos son los siguientes: calcio, sodio, bicarbonato, potasio, magnesio, cloruro y fosfato. Una deficiencia en uno o más de estos electrolitos puede causar serios problemas de salud o puede ser el resultado de problemas internos de salud.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles