Cómo usar imanes para hacer que algo flote

Escrito por jordan gaither | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar imanes para hacer que algo flote
Los imanes tienen la capacidad de hacer "flotar" a un objeto si se colocan de la forma adecuada. (Comstock/Comstock/Getty Images)

El magnetismo es una fuerza extraña. Es capaz de empujar y tirar de objetos sin tocarlos, mantiene a la Tierra girando en línea y es disfrutado como un largo tema de divulgación científica desde su descubrimiento hace más de 4.000 años. Uno de los muchos usos de magnetismo es como un sistema de flotación anti-gravitacional. Usando el número y la colocación correcta de los imanes, casi cualquier objeto puede ser inducido a flotar, aparentemente sin peso sobre el suelo.

Otras personas están leyendo

Placas de bismuto

Derrite un poco de bismuto, una alternativa del plomo cargada magnéticamente usado en perdigones y señuelos de pesca. Esta es la materia prima para hacer una "placa de bismuto".

Cada placa de bismuto repelerá a un imán de neodimio-hierro-boro. Coloca suficientes imanes de este tipo debajo de un objeto y sobre suficientes placas de bismuto y tendrás flotación rudimentaria.

Imanes polarizados

Disponibles en la mayoría de tiendas de pasatiempos, los imanes dipolares tienen dos lados, un "norte" y un "sur". Cuando se colocan en oposición entre sí (norte contra norte, sur contra sur), los imanes se repelen entre sí con fuerza.

Junta una multitud de imanes dipolares bajo un objeto, todos con el mismo lado hacia abajo hacia una multitud similar de imanes colocados similarmente en el suelo. Los imanes se repelen entre sí y crean sustentación.

Metal magnetizado

Algunos metales, como el hierro, pueden ser magnetizados lo suficiente para repeler otros imanes, a veces con fuerza. Al colocar una hoja de hierro magnetizado y colocar imanes de repulsión al objeto que te gustaría hacer flotar, podrás crear tensión entre los dos materiales que podrían (en función del peso de su objeto) conducir a la flotación.

Flotación suspendida

Los artículos de novedad han hecho un buen uso de esta técnica desde hace bastante tiempo, específicamente como decoraciones de escritorio. El concepto es relativamente simple, aunque difícil de ejecutar.

Obtén un imán polar (norte/sur) y colócalo sobre una superficie plana. Crea una fuerza de oposición con otro imán polar con el mismo lado hacia abajo.

Al colocar un tercer imán bipolar entre los dos, se puede utilizar la fuerza de la gravedad para evitar que se adhiera al imán superior. El efecto de repulsión del imán inferior evita que se caiga.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles