Imodium y diarrea en gatos

Escrito por emily jacobson | Traducido por arcelia gutiérrez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Imodium y diarrea en gatos
La loperamida debería administrarse únicamente bajo el consejo de un veterinario. (Black Cat image by Chris Kincaid from Fotolia.com)

El imodium es un medicamento anti diarrea que contiene loperamida. La loperamida puede ser sugerida por tu veterinario para tratar a un gato con diarrea crónica, sin embargo, tratar a los gatos con este medicamento es altamente controversial y debería hacerse bajo el consejo y supervisión de tu veterinario.

Otras personas están leyendo

Usos de loperamida

La loperamida o clorhidrato de loperamida es un derivado de piperidina que se clasifica como opioide (opiáceo sintético). La loperamida actúa como narcótico débil que ayuda a aliviar la diarrea al desacelerar el movimiento de los intestinos. De acuerdo con la Asociación de Veterinarios de Pequeños Animales del Mundo (WSAVA por sus siglas en inglés) la loperamida puede ser útil para el manejo de la diarrea crónica en los gatos.

Disponibildad de loperamida

La loperamida está aprobada por la FDA para su uso en humanos y puede comprarse sin receta. Está disponible con muchas compañías farmacéuticas bajo una variedad de nombres, genéricos o formulaciones de marca. Sin embargo, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA por sus siglas en inglés) advierte que algunas formulaciones antidiarréicas contienen derivados de aspirina (como subsalicilato de bismuto) que son tóxicos para los gatos cuando se administran en grandes dosis. Si tu veterinario sugiere usar Imodium u otro medicamento con loperamida para tu gato, asegúrate de revisar la etiqueta del medicamento cuidadosamente. Contacta al veterinario si contiene ingredientes aparte de la loperamida antes de arle el medicamento a tu gato.

Efectos secundarios de la loperamida

De acuerdo con un reporte publicado en el Manual Veterinario Merck (Manual Veterinario de Merck) un gato con sobredosis de loperamida puede desarrollar estreñimiento, encogimiento de corazón o problemas respiratorios, inflamación del páncreas y desórdenes del sistema nervioso central como depresión o conducta alterada. Muchos gatos son sensibles a opioides y pueden presentar síntomas de sobredosis incluso cuando los niveles fueron regulados apropiadamente.

Cuándo evitar la loperamida

Si tu gato está vomitando, tiene dolor o actúa letárgico puede tener una infección bacterial. De acuerdo con el Manual de Veterinaria Merck, la loperamida no debería administrarse cuando el gato sufre de enfermedad infecciosa. Debido a que la droga trabaja alentando el movimiento en el intestino, las toxinas de las bacterias se establecerán en el intestino por más tiempo y más de dichas toxinas se absorberán al flujo sanguíneo, enfermando aún más a tu gato.

Consulta a tu veterinario

Los medicamentos anti diarrea como la loperamida sólo tratan los síntomas y no la causa de la diarrea. Además, tratar a un gato con cualquier medicamento de mostrador que está hecho para humanos puede ser peligroso para la salud de tu mascota. Por su seguridad, consulta a un veterinario antes de usar imodium u otras marcas de medicamento con loperamida.

Ayuda para emergencias

Si tu gato ha recibido una sobredosis accidental de loperamida o presenta efectos secundarios, contacta a tu veterinario o centro de control de envenenamiento animal. Hay líneas telefónicas de mascotas disponibles que incluyen la ASPCA (Centro de Control Nacional de Animales Envenenados), 888-426-4435 y la Línea de ayuda de Veneno en Mascotas (PPH por sus siglas en inglés) 800-213-6680.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles