El impacto de la actividad humana sobre el ecosistema

Escrito por julie boehlke | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El impacto de la actividad humana sobre el ecosistema
Reciclar es una de las formas de ayudar al ecosistema. (Recycle Logo image by treenabeena from Fotolia.com)

El Franklin Institute define el ecosistema como un conjunto de elementos vivos y no vivos que interactúan entre sí. Cada una de las cosas que hacemos afecta al ecosistema terrestre de una forma u otra. Todo lo que dejamos atrás (los residuos que vertemos, la basura que tiramos, los árboles que cortamos) forma parte de nuestra huella ecológica. Todo el mundo va dejando una huella tras de sí, pero el objetivo es minimizarla practicando unos hábitos positivos que ayuden a crear una mayor biodiversidad y una forma de vida sostenible para las futuras generaciones.

Otras personas están leyendo

Reciclaje

El plástico que compramos en los supermercados, el que es utilizado para los productos de cuidado personal y para otro tipo de envases, es uno de los materiales que más contribuyen a aumentar el volumen de los vertederos. La mayoría de estos productos están hechos de polietilieno tereftalato, un material no biodegradable que no se puede desintegrar por si mismo. Algunos de estos artículos pueden terminar en la cavidad bucal de los pájaros o de otros animales causando daños graves. También los objetos metálicos que contienen aluminio y las latas se pueden reciclar para obtener nuevos productos que puedan ser reutilizados. El equipo de conservación de recursos del Oberlin College afirma que en Estados Unidos se utilizan 100 millones de latas de acero y hojalata al día. Poniendo en práctica las técnicas de reciclaje no solo podremos reutilizar todo lo que tiramos, también ayudaremos a la Tierra evitando que ciertos materiales no deseados acaben en el suelo.

Emisiones al aire

Las emisiones son los residuos de combustible (por ejemplo, los gases del tubo de escape) que son arrojados al aire. Estas emisiones son enviadas a la atmósfera cada vez que conducimos un automóvil o encendemos nuestra cortadora de césped. Haciendo este tipo de cosas perjudicamos directamente al ecosistema. Pero también podemos influir sobre el medio ambiente de forma indirecta, por ejemplo, cuando para la entrega de mercancías se utilizan medios de transporte que liberan esas emisiones al aire. Una de las formas en que podemos contribuir a prevenir la destrucción de los ecosistemas consiste en aprovechar la energía solar para hogares y empresas, para de esa forma reducir el volumen de emisiones a la atmósfera.

Paisaje

Los humedales, los bosques tropicales y otros ecosistemas, como los marinos, así como las plantas y animales que forman parte de ellos, todos pueden verse afectados por la actividad humana. Actividades como la construcción de edificios, el almacenamiento de residuos sólidos, la eliminación de los productos químicos o la destrucción de los árboles y demás plantas pueden afectar a los millones de organismos que componen estas áreas. Según la U.S. Environmental Protection Agency (Agencia de Protección medioambiental de Estados Unidos), la biodiversidad acuática se ve amenazada por el aumento tanto de la contaminación como de la población humana en muchas zonas. Los vertidos de petróleo y las lixiviaciones de productos químicos a las aguas causan daño en la vida marina, en la delicada y amenazada vida vegetal, y en los ecosistemas que existen en y alrededor de lagos y océanos. Cuidar el medio ambiente cumpliendo las normas propuestas por las unidades de conservación marina, los guardas forestales y la Agencia de Protección Medioambiental ayudará a salvar lo que queda y a crear sustentabilidad para los años futuros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles