Los impactos negativos de la leche en el cuerpo

Escrito por sandi harrison | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los impactos negativos de la leche en el cuerpo
Alimentos distintos a la leche pueden contener calcio. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

A pesar de las campañas de publicidad que constantemente te recuerdan que debes beber leche, esta no es buena para todo el mundo. Muchos efectos adversos pueden ser causados por el consumo de leche. Los seres humanos son los únicos que toman leche entre los demás animales después de la infancia. Muchas personas no beben ni usan la leche de vaca y se encuentran perfectamente sanos sin ella.

Otras personas están leyendo

Beneficios nutricionales

A pesar de que la leche de vaca está diseñada para los terneros, todavía ofrece una buena nutrición a los niños humanos. Contiene grasas, calcio, carbohidratos, vitaminas, proteínas y minerales, pero no contiene hierro, todo ello contenido en un producto fácil de utilizar. La leche también puede ayudar con el sueño inquieto, evita la absorción en los huesos y los dientes, equilibra el nivel de pH en el cuerpo y ayuda a controlar los nutrientes que pasan a través de las paredes celulares.

Calcio

Aunque la leche tiene calcio y vitamina D en ella, muchas otras verduras y alimentos contienen mucho más que la cantidad que viene en un vaso de leche. La pasteurización de la leche reduce el contenido de calcio de la leche a la mitad. Las almendras, las verduras de hoja verde, las semillas de sésamo y los granos contienen más calcio que la leche. El calcio es importante para los huesos y los dientes, ayuda a regular el latido del corazón, desarrolla los músculos, nos protege de los coágulos de sangre y del cáncer de colon, evita los calambres musculares, ayuda con las transmisiones de los impulsos nerviosos y es importante en la función de las enzimas.

Alergias de la leche

El sitio web del Dr. Sears describe un estudio controlado que demostró que aproximadamente el 75 por ciento de los niños menores de un año son alérgicos a la leche de vaca. Esta alergia generalmente se supera a la edad de dos a tres años. En los bebés más pequeños, esto puede causar varios resfriados e infecciones del oído. También puede causar el síndrome del intestino permeable, ya que debilita el revestimiento en el intestino y provoca fugas hacia el torrente sanguíneo. Las personas con alergias a la leche son generalmente alérgicas a la proteína de la leche, pero a menudo pueden comer queso, yogur y leche en productos horneados.

Intolerancia a la lactosa

Algunos niños y adultos son intolerantes a la lactosa. No tienen suficiente cantidad de la enzima de la lactasa para digerir la lactosa de la leche. Si hay demasiada lactosa en los alimentos ingeridos para la lactasa disponible en la mucosa intestinal, se producirán gases, distensión abdominal, diarrea y dolor abdominal. La intolerancia a la lactosa también puede causar dolores de cabeza, mal aliento y fatiga.

Peligros de la hormona de crecimiento bovina y los antibióticos

Muchas granjas lecheras usan hormonas de crecimiento bovinas (rBGH) para aumentar la producción de leche en las vacas. La hormona provoca la inflamación de las ubres de las vacas, las que pueden contaminar la leche con la pus secretada. Los antibióticos que se utilizan para tratar la inflamación también puede entrar en el suministro de leche. La leche de las vacas tratadas con rBGH también tienen IGF-1, que es un factor de crecimiento similar a la insulina. Los estudios presentados en "Science" de la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Hospital Brigham y el Hospital de Mujeres mostraron que este factor de crecimiento podía aumentar el riesgo de cáncer de próstata en un 4,3 por ciento.

Enfermedades vinculadas a la leche

La salmonella, el E. coli, la contaminación bacteriana, las infecciones de estafilococos y algunos tipos de cáncer se han relacionado con la leche. En un estudio de la "British Medical Journal", se tomó una gran muestra de consumidores de leche en Noruega que fue seguida por 11 años y medio. Este estudio mostró que las personas que bebían tres vasos de leche entera al día tenían un aumento doble en el cáncer de ovario y de pulmón, y un aumento en el cáncer de próstata.

Trata de ser un consumidor bien informado

La leche puede ayudar a un buen organismo, pero los efectos secundarios negativos pueden ocurrir cuando se consume demasiada. La cantidad diaria recomendada es de tres vasos de ocho onzas (23,6 cl) de leche al día. Consume una dieta nutritiva bien equilibrada y no te bases en la leche para todas tus necesidades nutricionales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles