Lifestyle

Cómo impedir que los gatos orinen sobre los muebles

Escrito por michelle leach | Traducido por ehow contributor

La orina de gato es uno de los olores más intensos y más difíciles de remover, lo que se vuelve más frustante cuando tu felino constantemente orina sobre tu mobiliario. Hay productos que puedes comprar para impedir que tu gato orine frecuentemente en un sitio favorito, pero la estrategia más efectiva requiere una modificación de la conducta: llegar a la raíz del problema, consultar con un profesional si es necesario, y atacar un problema muy frustante en su origen mismo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. 1

    Coloca esterillas plásticas con púas inofensivas de plástico sobre un sitio favorito para orinar. Estas son las esterillas para sillas plásticas que tienen "púas" plásticas espinosas adheridas a la parte inferior de la esterilla. Da vuelta la esterilla para que estas púas queden expuestas. El gato dejará en paz al área en tanto la esterilla esté en su sitio. Mientras más tiempo esté ahí, menos probable es que el gato vuelva a ese área. Además, con el tiempo, el gato comenzará a asociar el área con esas púas incómodas, conviertiéndola por lo tanto en una ubicación no atractiva (y haciendo que su caja de arena sea mucho más atractiva). Este es un disuasivo efectivo y seguro.

  2. 2

    Rocía una versión sintética de feromonas naturales en el área blanco. Las feromonas son de hecho agentes químicos de marcado, que son utilizados por los gatos para marcar su territorio. se sabe que estos aerosoles reducen o eliminan este comportamiento de marcado en el gato. Querrás obtener un producto de tu veterinaria o clínica animal, de modo que sepas que es un producto legítimo y de calidad. Viene tanto en forma de atomizador como en forma de difusor para ambientes eléctrico.

  3. 3

    Prueba distintas texturas de arena. Tu problema puede ser que a tu gato simplemente no le agrada la arena que estás utilizando. A muchos gatos de hecho no les gusta la arena común de arcilla. Intenta arena de critales o tipo periódico. Piénsalo de este modo: Si fueras un gato, ¿qué te gustaría más? ¿Arcilla dura e incómoda entre tus dedos, o una bonita tela de felpa, alfombra o ropa de cama?

  4. 4

    Llega hasta el fondo de tu problema. Esta es la clave. Visita a tu veterinario para descartar cualquier problema de salud. Puede que se trate de una infección del tracto urinario (ITU). Si éste es el caso, de hecho se arregla muy fácilmente. Puede ser resuelto con antibióticos; sin embargo, si la ITU ha durado por un largo período de tiempo, puede que el gato haya desarrollado un hábito de orinar sobre tus muebles difícil de abandonar. Por lo tanto, el hábito será más difícil de erradicar una vez que el problema físico haya sido eliminado.

  5. 5

    Modifica el entorno. La causa del problema más difícil de descubrir es el estrés. Tu gato puede estar estresado debido a la introducción de un nuevo felino en la casa, una mudanza importante, o un cambio en tu rutina. Intenta pensar cuándo comenzó el problema, y afina hasta obtener qué puede haber sido la causa. Querrás eliminar la fuente de estrés. Si es tu nuevo felino, eso no significa de ninguna manera que te desahagas de él o ella; esto simplemente significa encontrar nuevas maneras para hacer que tu gato anterior juegue o socialice con el nuevo, o separarlos por algún tiempo para darle a tu primera mascota el espacio y control que desea. Si no has estado pasando tanto tiempo en casa, querrás hacer un esfuerzo consciente para darle a tu gatito la atención que necesita y a la que está acostumbrado.

Consejos y advertencias

  • La micción no es razón para deshacerse de un animal perfectamente sano. Intenta todas las alternativas antes de siquiera considerar dejar a tu gato en un refugio, o peor aún, sacrificar a una criatura saludable y encantadora. Recuerda: es un miembro de tu familia. Todos atravesamos períodos estresantes en nuestras vidas y es muy probable que éste sea el caso de tu mascota. Puede pasar por sí mismo, pero es más que probable que sea una manifestación de estrés que requiera que le prestes más atención a lo que tu gato te está diciendo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media