Salud

La importancia del agua para las plantas y los animales

Escrito por jim jansen | Traducido por mila guevarian
La importancia del agua para las plantas y los animales

El agua es importante para todos los seres vivos de la Tierra.

water image by sinsila from Fotolia.com

El agua es el recurso más abundante de la Tierra. Por numerosas razones, es considerada responsable de la vida. Tanto las propiedades físicas de esta sustancia como su composición química proporcionan a los animales recursos esenciales, permiten que tenga lugar los procesos vitales y ayudan a los organismos a aclimatarse a las condiciones externas. Sin agua, la vida en la Tierra no podría existir tal como la conocemos.

Otras personas están leyendo

Solvente

Las moléculas de agua son atraídas por muchos materiales sólidos. Esta característica, que la convierte en un efectivo solvente, se debe a las cargas negativas y positivas de los átomos de oxígeno e hidrógeno que constituyen las moléculas de agua. El hidrógeno, de carga positiva, atrae a los átomos de carga negativa de las moléculas sólidas; mientras que el oxígeno, de carga negativa, atrae a los cargados positivamente. Un ejemplo del poder solvente del agua se observa al mezclarla con la sal de mesa. En esta solución, el cloruro de sodio (NaCl) se separa por la acción de al agua en átomos de sodio (Na), de carga positiva, y en átomos de cloro (Cl), de carga negativa.

Transporte de nutrientes

El transporte de las sustancias disueltas en agua ayuda a las plantas y los animales a llevar a cabo sus funciones de mantenimiento. Las sustancias disueltas se transportan con más facilidad a través de sus organismos para ser llevadas hasta las células que las necesitan. Sin este aporte de nutrientes, como proteínas y otras sustancias, las células no dispondrían de los recursos que necesitan como combustible o para realizar la digestión, la respiración y otras funciones cotidianas. En el caso de las plantas, los nutrientes disueltos en las aguas subterráneas son absorbidos por sus sistemas radiculares y transportados hasta las hojas. Allí, son procesados en sustancias útiles que se emplearán en funciones de mantenimiento, así como en la digestión y la reproducción.

Fotosíntesis

La misma agua que es llevada hasta las hojas de las plantas será utilizada en la fotosíntesis, que es un proceso que las plantas llevan a cabo para convertir la energía luminosa en energía química. El agua es un elemento necesario en estas reacciones químicas. Durante la fotosíntesis, la energía proveniente del sol es convertida en alimento para la planta, que a su vez será consumida por los animales. Un subproducto de la fotosíntesis es el oxígeno, liberado por las moléculas de agua y utilizado para la respiración tanto por las plantas como por los animales. Si el agua no interviniera en este proceso, los recursos alimenticios del ecosistema y el oxígeno se agotarían.

Propiedades térmicas

Las plantas y los animales se benefician de las propiedades térmicas del agua. Ya sea fría o caliente, su temperatura no cambia con facilidad. Para evaporar cierta cantidad de agua, se requiere 500 veces la energía necesaria para elevar la misma cantidad un grado Celsius. Para congelarla, será precisa una pérdida de calor 80 veces superior a la que se necesita para bajar un grado Celsius el mismo volumen de agua. Esta excepcional capacidad térmica ayuda a las plantas y los animales (que son agua en su mayor parte) a propagar el calor de forma uniforme por todo su organismo. Cuando un ser vivo, planta o animal, se expone al calor o al frío, será capaz de resistir un cambio de temperatura brusco gracias a su alto contenido en agua.

Efecto refrigerante

La capacidad de amortiguación térmica del agua ayuda a las plantas y animales a bajar su temperatura. Cuando un animal suda, el sudor se acumula en la piel o en otros lugares porosos, transfiriendo el calor del interior al exterior del cuerpo. Al evaporarse, el calor también abandona el cuerpo, refrigerando al animal. Las plantas utilizan una táctica similar llamada transpiración, durante la cual el agua se pierde a través de unas pequeñas aberturas que hay en las hojas, los estomas. Cuando el agua se evapora, su pérdida crea un efecto de absorción dentro de la planta, que fuerza al agua a penetrar a través de las raíces y a viajar hacia las hojas. Este movimiento del agua, causado por la evaporación, reaprovisiona a la planta con un agua más fría, bajando así su temperatura.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media