La importancia de las habilidades humanas en la administración

Escrito por danielle eickenhorst | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La importancia de las habilidades humanas en la administración
Las habilidades de las personas son necesarias para ser un gerente efectivo. (Ciaran Griffin/Lifesize/Getty Images)

Las empresas no están a cargo de equipos o máquinas, están a cargo de personas. Y, a menudo, cuando hay una o más personas que tratan de comunicarse, hay problemas. Las habilidades de las personas son importantes en la administración, tan importantes que la Escuela Nacional de Gobierno del Reino Unido ofrece una clase sobre las habilidades de las personas para sus altos directivos.

Otras personas están leyendo

No una isla

Una sola persona no puede dar llevar a una empresa por su cuenta. Se necesita un equipo de personas que trabajen juntas. Sin embargo, las habilidades de las personas que necesitan los gerentes son específicas para cada situación individual. Algunas empresas necesitan directivos capaces de gestionar personas en una crisis, mientras que otros necesitan directivos capaces de liderar durante una reestructuración total.

Una habilidad importante

Los gerentes que escuchan tienen una mejor idea de cómo dirigir a sus equipos. Eso no significa sólo escuchar a sus asesores más cercanos. A veces, las personas en la parte inferior de la cadena corporativa tienen una mejor visión de cómo mejorar la empresa y llevarla al siguiente nivel de éxito. Los directivos que no se toman el tiempo para conocer a sus miembros del equipo y hablar con ellos pueden perder la oportunidad de grandes ideas que podrían ayudar a la empresa.

Las 3 C

A veces, no es lo que dice el gerente, sino la forma en que se proyecta a sí mismo hacia el equipo. La confianza, la calma y el control (las tres C) son atributos que a los miembros del equipo les gusta ver en un líder. Compáralo con el capitán del Titanic. Si la película es fiel a la realidad, él estaba en calma, incluso cuando las aguas estaban subiendo. Nadie quiere ver a un líder perder la compostura durante una crisis. Exhibir las tres C hará que un equipo confíe en su gerente y responda mejor.

Comunicación

Un buen gerente debe comunicar claramente. ¿Cómo se puede esperar que un equipo complete una tarea si no está seguro de qué hacer? Sin embargo, esa comunicación debe adaptarse al estilo del director. Si el director es un orador público muy malo, debe elegir comunicarse a través de la palabra escrita. Pero si un miembro del equipo responde mejor a la comunicación verbal, el gerente debe estar preparado para adaptarse, incluso si es sólo en una situación de persona a persona.

Justo y flexible

El conflicto no se puede evitar cuando se trabaja con personas. Si bien las decisiones deben ser justas, un buen gerente se adaptará y mirará cada situación con cierta flexibilidad. Las personas no son iguales y, a veces, cometen errores y no hay mala intención o incompetencia involucrado en ello. Un buen gerente se adaptará a las diferentes personalidades que trabajan a su alrededor, al mismo tiempo que debe tratar a todos con justicia. La flexibilidad es una buena característica. El mostrar favoritismo, en cambio, no lo es, y podría afectar a la moral del equipo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles