La importancia de la motivación y las recompensas

Escrito por chris miksen | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La importancia de la motivación y las recompensas
La motivación de una persona para completar una tarea es la recompensa que le espera. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La motivación de una persona para completar una tarea es la recompensa que lo espera. Las recompensas frecuentemente vienen en forma de algo nuevo y positivo, como un aumento en el salario. Sin embargo, las recompensas también pueden venir en forma de que un empleado retenga su empleo o su posición. La motivación y las recompensas al final juegan una gran parte al sostener un lugar de trabajo con un desempeño alto.

Otras personas están leyendo

Todos necesitan motivación

Casi todo el mundo trabaja por una razón principal y esa razón es el dinero. Otras motivaciones menores pueden incluir ayudar a otros, sentirse útiles y la necesidad de estar con personas. Debido a que todos los empleadores son legalmente responsables de pagar a los empleados, cada lugar de trabajo naturalmente contiene la motivación de un cheque de pago. Sin embargo, la atracción del dinero puede no ser suficiente para algunos empleados para desempeñarse en un nivel consistente. Otras formas de motivación frecuentemente son necesarias.

Interna vs. externa

La motivación interna se refiere a que la persona completa una tarea porque lo desea hacer. La motivación externa se refiere a cuando una persona completa una tarea por razones externas, como una recompensa adicional. Por ejemplo, la mayoría de los empleados acuerdan trabajar tiempo extra por el incremento en la paga, no por su deseo de trabajar más. Al contrario, un empleado que se toma tiempo para ayudar a un recién llegado lo hace por la motivación interna que tiene de ayudar a otros en el lugar de trabajo.

Recompensas de una vez vs. continuas

Las recompensas de una sola vez incluyen promociones y aumentos. Las recompensas continuas son cosas como la opción de acomodar el horario para vender más productos en una semana y ganar un bono mensual por cumplir un número de ventas específico cada mes. Ambos tipos de recompensas funcionan, pero únicamente si se implementan de forma que hagan que el empleado sienta que se pagan sus esfuerzos.

Las recompensas continuas tienen la ventaja de motivar continuamente a los empleados, mientras que las recompensas de una sola vez dependen de ser lo suficientemente grandes como para impactar y mantener el empleado motivado hasta la siguiente recompensa. Para qué una recompensa tenga el impacto, debe ser de un buen tamaño. Por ejemplo de acuerdo con "Psychology Today", Atul Mitra, de la Universidad del Norte de Iowa, encontró que un aumento en el salario debe estar compuesto de al menos el 7% al 8% de incremento para que los empleados se sientan verdaderamente motivados a desempeñarse mejor. Los pequeños incrementos no crea la sensación de éxito y motivación que los incrementos más grandes sí.

Motivación negativa vs. motivación positiva

La motivación no solamente existe en un sentido positivo; también existe la motivación negativa. La motivación negativa trabaja en parte de la misma forma que la motivación positiva, ya que motiva a alguien a hacer algo. Sin embargo, mientras que la motivación positiva consiste en recompensas positivas, como un aumento de sueldo, el poder de la motivación negativa reside en la amenaza de perder algo, como el empleo. Aunque la motivación negativa puede y funciona, debe de utilizarse con cuidado; de otra forma, los empleados probablemente se cansarán de las amenazas y continuarán con otras oportunidades o experimentarán una caída en su desempeño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles