La importancia de los pingüinos reales en el ecosistema

Escrito por asa jomard | Traducido por maría marcela mennucci
La importancia de los pingüinos reales en el ecosistema
Los pingüinos reales son reconocidos por la mayoría de los científicos como una especie distinta. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

En las islas Macquarie, Bishop y Clerk, al sur de Australia, los pingüinos reales viven en pequeñas colonias. Esta especie se reproduce en las islas, yéndose después de que las crías son lo suficientemente grandes para ir al mar, usualmente en mayo. Deambulan en las aguas del sur desde la Antártida hasta Tazmania, hasta que regresan para reproducirse en octubre. Son excelentes nadadores y usando sus cuerpos aerodinámicos pueden atravesar las aguas a velocidades de alrededor de 20 millas (32 km) por hora.

Características

Los pingüinos reales, o Eudyptes schlegeli, son miembros del grupo de pingüinos crestados y tienen crestas como plumas en sus cabezas. Las plumas son amarillas, naranjas y negras y se extienden desde detrás de los ojos. El color de su barbilla es diferente al de los pingüinos macaroni. Los pingüinos reales tienen una barbilla de color blanco pálida a grisácea, mientras que los macaroni tienen barbillas que son predominantemente negras. Los pingüinos reales son más pequeños que los macaroni. Los reales fueron buscados por su aceite entre 1879 y 1919, pero hoy ya no son una especie en peligro. Desde la prohibición de matarlos fue lanzada en 1919, su cantidad ha aumentado.

Zona pelágica

Los pingüinos reales pasan la mayor parte de sus vidas en la zona pelágica. Esta zona es a veces llamada zona de océano abierto y difiere del agua cerca de la costa en la plataforma continental o planicie costera. Los pingüinos reales comen crustáceos y pescados atrapados en la persecución, normalmente a profundidades de 50 a 150 pies (15 a 46 m). La mayoría de los crustáceos son camarones antárticos, que se encuentran en abundancia en aguas pelágicas.

Enemigos naturales

Las ballenas, focas y leones marinos son depredadores naturales de los pingüinos reales. Según Antarctic Connection.com, la cantidad de pingüinos en el mundo ha aumentado en parte debido al exceso de caza de las ballenas. Con la competencia de las ballenas reducida, ha aumentado la población de camarones antárticos, que son la principal fuente de alimentación de los pingüinos reales. Los pingüinos tienen pocos depredadores en la tierra, aunque sus huevos y crías son comidos por aves marinas como págalos grandes, petreles gigantes y wekas. Por lo tanto, la cantidad de pingüinos reales puede afectar la cantidad de aves marinas en la zona.

Rol en el ecosistema

La reducción de los principales depredadores de un ecosistema marino lleva a un desequilibrio que afecta a toda la cadena alimenticia. La reducción en la cantidad de ballenas ha llevado a un aumento de camarones antárticos, medusas y en la prevalencia de brotes de plancton tóxico. Los pingüinos reales juegan un papel en asegurar que el equilibrio no sea más afectado, consumiendo los camarones antárticos. Juegan otro rol en el equilibrio del ecosistema proveyendo fuente de alimentación para ballenas, focas y leones marinos.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles