Sobre los impuestos de compra o venta de un negocio

Escrito por jack busch Google | Traducido por morena parras
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sobre los impuestos de compra o venta de un negocio
Vender un negocio implica pago de impuestos al gobierno. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Ya sea que estás liquidando, trasladando el negocio familiar o simplemente estás siguiendo con tu vida, la venta de un negocio tiene ciertas implicaciones fiscales que se deben considerar antes de entrar en un acuerdo. Debido a que los ingresos procedentes de la venta de tu negocio representan ingresos, el gobierno va a querer una porción. Sigue leyendo para saber cuánto tendrás que pagar en impuestos al comprar o vender un negocio.

Otras personas están leyendo

Tipos

Las ganancias de la venta de un negocio se clasifican como ingresos, por lo que hay dos formas principales en que pueden ser gravadas como ingresos: ingreso personal o ganancias de capital. El tipo de ingresos que reclames dependerá de cómo se estructura tu negocio y cómo te despojas de la propiedad (que se discutirá más adelante). Aunque la legislación para determinar la tasa y la clasificación de los ingresos personales versus las ganancias de capital está en constante cambio, por lo general el ingreso personal se grava con un 10 por ciento más arriba que las ganancias de capital. Así que, obviamente, las ventajas fiscales de las ganancias de capital son mayores que la de los ingresos personales.

Identificación

Como se mencionó anteriormente, la determinación de si los ingresos de la venta de tu negocio son ingresos personales o ganancias de capital depende de la estructura de tu negocio cuando fue fundado. Los negocios en los Estados Unidos se estructuran como una de las siguientes formas: una empresa unipersonal, una sociedad colectiva, una sociedad limitada, una corporación, una sociedad de responsabilidad limitada, una corporación S o una corporación C. Hay más factores que influyen en la decisión de cómo estructurar tu negocio que solo las implicaciones fiscales sobre la venta, pero para el propósito de este artículo, el enfoque será cómo estos diferentes tipos de negocios afectan la cuota tributaria.

Efectos

Como su nombre lo indica, una empresa unipersonal es de entera propiedad de un individuo y por lo tanto todos los pasivos y activos por impuesto recaen sobre ti. En una sociedad, en virtud de un contrato, los pasivos se dividen entre dos o más propietarios, mientras que los socios limitados tienen menos responsabilidad que un socio general. Tanto para una empresa individual y una sociedad, el vendedor o vendedores deben pagar impuestos sobre la plusvalía de la propiedad que venden junto con los impuestos del negocio y sobre los ingresos personales de los activos (es decir, inventario, equipos). Para las empresas, la venta de acciones tiene que ser calculada. La venta de una empresa es ventajoso porque cuando la acción se traslada, también lo son los pasivos. Con una corporación, tienes la opción de vender cualquiera de las acciones de la empresa o de sus activos. En caso de venta de los activos, los accionistas serán responsables de los impuestos sobre los ingresos de la venta, al igual que con la venta de una empresa individual o asociación.

Advertencia

La diferencia entre una corporación S y una corporación C reside en la forma en que se grava. Esto es particularmente importante en la venta de los activos de una empresa. El gobierno grava las corporaciones C en dos ocasiones: la sociedad tributa por las ganancias, mientras que los accionistas también pagan impuestos por los ingresos de sus acciones. De esta manera, cuando una corporación C vende los activos tendrás que pagar dos veces más en impuestos. Mientras tanto, una corporación S sólo paga impuestos a través de sus accionistas, evitando así la doble imposición.

Consideraciones

Hay muchas otras cosas a considerar al vender un negocio las cuáles serán únicas para tu situación individual y jurisdicción. Por ejemplo, el año que vendes tu negocio, cómo está estructurada la venta, la ganancia o pérdida neta (si eres el accionista inicial) y otras complejidades imprevistas. También tienes la opción de reorganizar tu negocio sobre una base de impuestos diferidos para evitar la venta. Es muy recomendable consultar con un contador público certificado o un profesional de impuestos. También puedes querer negociar con un corredor u otro tercero para ayudar a facilitar la venta de tu negocio. La preparación y las consideraciones son claves al vender tu negocio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles