Indicaciones sobre cómo tomar los antibióticos con probióticos

Escrito por mary kenney | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Indicaciones sobre cómo tomar los antibióticos con probióticos
Indicaciones sobre cómo tomar los antibióticos con probióticos. (pills and pill bottle image by Effie White from Fotolia.com)

Los antibióticos son indispensables para la atención sanitaria moderna. Desafortunadamente, no están exentos de efectos secundarios. Los antibióticos eliminan las bacterias buenas de tu cuerpo, que causan la diarrea y las infecciones de levadura y, generalmente, debilitan el sistema inmunológico. Los probióticos, por el contrario, restauran la flora natural de tu cuerpo y fortalecen el sistema inmunológico. Tomar probióticos con antibióticos ayuda a prevenir los efectos secundarios desagradables, al mismo tiempo que luchas tu infección.

Otras personas están leyendo

¿Por qué los probióticos?

Miles de millones de bacterias están alineadas en tu tracto digestivo desde el estómago a tus intestinos. La mayoría de éstas son bacterias "amigables", ya que ayudan a tu cuerpo a digerir los alimentos. Éstas hacen que las vitaminas de los alimentos estén más disponibles para tu cuerpo y en algunos casos incluso proporcionan vitaminas propias. Sin estas bacterias, experimentarías desagradables síntomas gastrointestinales que van desde la inflamación a la diarrea. Los probióticos restauran las bacterias perdidas debido a los antibióticos.

Elige las cepas probióticas adecuadas

La mayoría de las bacterias "amistosas" en tu tracto digestivo son de las cepas Lactobacillus acidophilus o Bifidobacterium bifidum. El probiótico que elijas debe contener estas cepas, que refuerzan el sistema inmunológico, ayudan a la digestión y luchan contra el crecimiento de bacterias dañinas y hongos. El Dr. Andrew Weil sugiere la cepa Lactobacillus GG, ya que se conoce que sobrevive a los ácidos fuertes del estómago. La Escuela de Medicina de Harvard ha encontrado que esta cepa es particularmente útil en el tratamiento de la diarrea, un efecto secundario común de los antibióticos.

Decidir sobre una fórmula probiótica

Los probióticos se encuentran disponibles en forma líquida o en píldoras. Toma lo que prefieras pero asegúrate de que cada dosis contenga al menos 4 mil millones de organismos (o 1 mil millones para un niño). Si tomas pastillas, elige las variedades que son con cubiertas completamente, lo que les permitirá sobrevivir a los ácidos estomacales fuertes hasta que necesiten ser absorbidas. Ten en cuenta que la mayoría de los probióticos necesitan refrigeración para mantener su viabilidad. Mientras que algunas marcas indican que pueden sobrevivir sin necesidad de refrigeración, pueden no ser tan eficaces.

Permanece en un horario

Toma una dosis de probióticos dos veces al día, preferiblemente al menos una media hora, o más, antes de comer. También, toma las dosis con un par de horas de separación de las dosis de antibióticos. No te saltees ninguna dosis, ya que eso retrasará la colonización de las bacterias útiles que hay en tu tracto digestivo. Sigue tomando probióticos durante al menos un par de semanas después de que hayas terminado tu tratamiento de antibióticos. Si has dejado de tomar los probióticos y comienzas a tener síntomas gastrointestinales, empieza a tomarlos nuevamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles