Cómo inducir el trabajo de parto a las 37 semanas

Escrito por hannah rice myers

El embarazo es un camino largo y arduo. Aunque estés entusiasmada por tener en tus brazos a tu bebé, a las 37 semanas de gestación ya estás preparada para volver a tener tu cuerpo de siempre. No sólo tienes abundantes dolores y molestias que soportar, sino también un vientre prominente que debes cargar al realizar las tareas cotidianas. Hay manera de acelerar el proceso y de inducir tu trabajo de parto. Sin embargo, antes de emprender esa tarea, debes consultar con un médico para estar segura de que tú y tu bebé están preparados para el trabajo de parto y el parto en sí.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aceite de castor
  • Sexo
  • Ejercicio
  • Oxitocina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ten relaciones sexuales. Aunque el tamaño de tu vientre y el bebé que patea y te golpea la panza todo el tiempo no es lo que exactamente estimule tu deseo, el sexo puede ayudarte a inducir tu trabajo de parto. El esperma de tu pareja contiene prostaglandinas, que son hormonas que estimulan las contracciones.

  2. 2

    Pídele a tu médico que te rompa las fuentes. Este proceso se parece a un examen vaginal, en el que tu médico introduce sus dedos dentro de tu cuello uterino y rompe las membranas amnióticas de la cavidad uterina. Se cree que esto libera prostaglandinas, lo que prepara el cuerpo para el trabajo de parto. Puedes sentir algunos calambres a partir de este procedimiento.

  3. 3

    Camina. El balanceo de tu cadera ayuda a colocar al bebé en posición, mientras que la fuerza de gravedad de tu posición erecta ayuda a que el bebé baje a tu pelvis. Esto es lo más efectivo para las mujeres que ya sienten contracciones leves pero que aún deben estar experimentando la sintomatología completa del trabajo de parto.

  4. 4

    Estimula tus pezones. Uno de los remedios más populares usados para inducir a las mujeres en el hospital es Pitocin. Pero tú puedes hacer fácilmente tu propia medicina masajeando tus pezones. Con esto liberas oxitocina, la forma natural del Pitocin. Cabe advertir que esta forma de inducción sólo deberá utilizarse bajo consejo de un médico; puede causar contracciones uterinas largas y fuertes que deriven en un enlentecimiento de la frecuencia cardíaca fetal.

  5. 5

    Bebe un poco de aceite de castor. Algunos médicos y parteras de la vieja escuela juran que este aceite es efectivo para inducir el trabajo de parto. Se cree que hace que los músculos de los intestinos, que rodean el útero, se acalambren; entonces, pueden provocar el trabajo de parto. Simplemente mezcla de una a cuatro onzas de aceite de castor con seis onzas de jugo de naranja y bébelo lo más rápido que puedas para tolerar el sabor que no es nada agradable.

Consejos y advertencias

  • Es importante recordar que, si bien algunos de estos métodos han funcionado para algunas mujeres, puede que no lo hagan para todas. También deberás consultar a tu médico antes de intentar inducir tu trabajo de parto, especialmente tres semanas antes de la fecha estimada, pues esto puede hacerle correr riesgos a tu bebé.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media