Salud

Infección del lecho ungueal

Escrito por jaclyn castek | Traducido por juan ignacio ceviño
Infección del lecho ungueal

Las infecciones en el lecho ungueal pueden evitarse tomando ciertas precauciones.

Hand image by Uriy Badaev from Fotolia.com

Las infecciones en el lecho ungueal, también conocido como paroniquia, son comunes y en la mayoría de los casos esta condición se puede tratar fácilmente. Hay muchas causas de paroniquia, algunas de las cuales se pueden prevenir tomando ciertas precauciones.

Otras personas están leyendo

Definición

Una infección que ocurre debajo de la uña o en el lecho ungueal es una condición conocida como paroniquia. Estas infecciones ocurren cuando la barrera entre la planicie de la uña y el tejido subyacente se rompe, permitiendo la entrada de gérmenes y bacterias. La bacteria comienza a proliferar y crecer, haciendo que el lecho ungueal se infecte, se inflame y se vuelva rojo y doloroso. La paroniquia puede también causar un absceso debajo de la uña el cual se llena de pus. Las infecciones del lecho ungueal son generalmente altamente contagiosas.

Síntomas

Los signos tempranos de paroniquia son dolor y sensibilidad alrededor de la parte de la uña con forma en U que es cubierta por la piel. La uña tomará un color amarillo verdoso si se ha formado un absceso debajo de ella.

Causas

Estas infecciones ocurren cuando la barrera entre la planicie de la uña y el tejido subyacente se rompe, permitiendo el ingreso de gérmenes y bacterias. La bacteria comienza a proliferar y crecer, provocando inflamación, dolor y enrojecimiento en el lecho ungueal infectado. La paroniquia puede también causar un absceso debajo de la uña el cual se llena de pus. Las infecciones del lecho ungueal son generalmente altamente contagiosas.

Tratamiento

La mayoría de los casos de infección son leves y se pueden tratar en casa con cremas y ungüentos. Remoja las uñas infectadas en agua caliente durante 10 minutos, tres veces al día. Tirar suavemente la piel lejos de la uña y masajear el área luego de la inmersión puede ayudar en la recuperación. Cuando en casa no funcionan los métodos, los médicos suelen recetar un medicamento o crema junto con un fármaco y un antimicótico en píldora si un hongo fue la causa de la infección. Si existe un absceso, sería adecuada una visita a un médico para drenar la infección sin causar una futura infección. En algunos casos la infección se moverá desde el lecho ungueal a la planicie de la uña, lo que requiere que se remueva quirúrgicamente la uña para que crezca nuevamente una vez que la infección se haya ido por completo del lecho ungueal. En los casos en que el lecho ungueal se infecta con frecuencia, visita un médico para tratar dicha condición, ya que puede ser un signo de mal funcionamiento del sistema inmune.

Prevención

Las infecciones del lecho ungueal pueden prevenirse lavándose las manos con frecuencia con jabón antibacterial, asegurándote prestar mucha atención a las uñas y cutículas. Luego de lavarte las manos, es muy importante asegurarte de que las manos están completamente secas, especialmente las áreas de la uña alrededor de la cutícula y los bordes. Cualquier corte o raspadura cerca de la cutícula debe cubrirse luego de aplicar pomada antibacterial.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media