Inflamación y dolor junto a la intolerancia al ajo

Escrito por aglaee jacob | Traducido por natalia manzelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Inflamación y dolor junto a la intolerancia al ajo
La inflamación y el dolor pueden ser el resultado de una intolerancia a los fructanos en el ajo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Uno de los componentes del ajo, llamado fructano, puede causar problemas gastrointestinales, incluyendo hinchazón y dolor abdominal. Los cambios en las deposiciones como la diarrea, la constipación, o la alternancia de ambas, son inconvenientes comunes que pueden generarse por el consumo de ajo en caso de que se sea intolerante a los fructanos. La mejor forma de prevenir estos síntomas gastrointestinales es evitar el ajo y los platillos que lo incluyen en su preparación, así como también otros alimentos ricos en fructanos. Si sufres de dificultades gastrointestinales y no sabes la causa, consulta con tu médico.

Otras personas están leyendo

Fructanos

A los fructanos se los define como una cadena corta de carbohidratos fermentables y están compuestos de unas pocas moléculas de fructosa que se unen. La mayoría de las personas no experimentan síntomas cuando ingieren alimentos que los contienen, pero hay individuos que pueden ser sensibles o intolerantes a los fructanos. Además de encontrarse en gran cantidad en el ajo, estos también están presentes en cebollas, inulina, fructo-oligosacáridos llamados FOS, raíz de achicoria, alcaucil de Jerusalén, pistachos, repollos, coles de Bruselas, sandías, centeno y trigo.

Mecanismo

Dependiendo de las bacterias que conforman tu flora intestinal puedes llegar a reaccionar o no a los fructanos del ajo. Si sufres de intolerancia, significa que las bacterias de tu tracto gastrointestinal "aman" comer fructanos y este proceso crea mucho gas que se mantiene atrapado en tu sistema digestivo. Este causa distensión abdominal, o inflamación, y la presión extra dentro de tus intestinos puede causar dolor y calambres.

Ajo fresco y en polvo

Los fructanos no solo están presentes en el ajo fresco, también se pueden encontrar en su versión en polvo y en la sal. Evita usar cualquier forma de ajo si eres intolerante a los fructanos y quieres evitar sentirte hinchado o con dolor de estómago. Puedes preparar comidas utilizando otros condimentos como las hierbas frescas o disecadas, como la albahaca, el tomillo, el orégano, el romero y las cebolletas, así como también el polvo de chile, la cúrcuma o azafrán, el vinagre balsámico, la mostaza y otras especias.

Ajo oculto

Incluso pequeñas cantidades de ajo pueden causar inflamación y dolor abdominal, si eres intolerante a éste, por lo tanto lee la lista de ingredientes cuidadosamente porque el ajo, tanto en polvo como en forma de sal, es un componente común de muchas comidas procesadas, incluyendo las salsas para pastas, sopas, galletas y las entradas congeladas. Los ingredientes denominados sal de pollo, vegetales y condimentos pueden ocultar ajo en su composición, así que mantén tus ojos abiertos. Si comes fuera, pregunta qué comidas pueden ser preparadas sin ajo para prevenir cualquier problema gastrointestinal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles