Inflamación dolorosa en músculo del brazo derecho

Escrito por casey kanen | Traducido por florencia kushidonchi

La inflamación y el dolor en el brazo derecho suele ser causado por un incidente aislado, ya que no es resultado de una enfermedad o complicación bilateral (daño en ambos lados del cuerpo). Los incidentes aislados pueden incluir trauma muscular, esguinces y desgarros causados por caídas, accidentes o lesiones deportivas. El tratamiento para un brazo derecho lesionado comienza con el cuidado en casa, pero puede requerir una atención médica o fisioterapia posterior si el dolor se agudiza.

Otras personas están leyendo

Causas

La inflamación muscular suele ser resultado de un trauma, en general, relacionado al deporte. Los músculos también pueden dañarse por un esfuerzo individual al levantar objetos pesados o al hacerlo de manera inadecuada. Los movimientos reiterativos, como balancear o mover de arriba a abajo los brazos, realizados durante un período prolongado pueden dañar los músculos. El daño puede desembocar en el comienzo de un desgarro o torcedura del músculo, que suele manifestar inflamación y dolor crónico.

Síntomas

La inflamación asociada al dolor en el brazo derecho suele estar relacionada con síntomas de rigidez o inmovilidad. En general, la piel alrededor del área afectada se vuelve roja o rosada y puede sentirse caliente al tacto. El dolor puede ser sensible a la presión y arder siempre que se toque la zona afectada. El dolor también puede agravarse con el movimiento.

Tratamiento

Aplica hielo en la zona afectada durante 15 minutos por vez. Asegúrate de colocar una toalla de papel o una tela fina entre el hielo y tu piel para evitar quemaduras por el hielo. Reposa el músculo lo más que puedas y no hagas esfuerzos innecesarios con el brazo. Muévelo lentamente y aplica una leve resistencia para mantenerlo en ejercicio, pero detente si sientes dolor o un malestar mayor. Toma atiinflamatorios, tales como ibuprofeno, para aliviar los dolores leves. Intenta mantener siempre tu brazo elevado. Usa almohadas para apoyarlo cuando estés sentado o utiliza un cabestrillo si el movimiento te genera dolor.

Advertencias

Si el dolor y la inflamación no se cesan con el reposo y el cuidado en casa, consulta con un médico o profesional. El médico puede indicarte algún tipo de fisioterapia para restablecer la movilidad de tu brazo. La terapia de ultrasonido o la electro-estimulación también pueden utilizarse durante la terapia para acelerar el proceso de rehabilitación. Los casos graves pueden requerir cirugía para reimplantar o reparar los músculos lesionados.

Prevención/ solución

Viste ropa adecuada siempre que hagas ejercicio. Elonga adecuadamente antes de empezar y no utilices pesas ni intentes realizar actividades físicas que excedan tu nivel de experiencia. Evita ejercitar los brazos si sientes dolor agudo o malestar prolongado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media