La influencia de la arquitectura de la antigua Grecia

Escrito por catalina bixler | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    La influencia de la arquitectura de la antigua Grecia

    Cuando se observan los edificios alrededor del mundo, tanto los antiguos como los modernos, la influencia de la arquitectura de la antigua Grecia sencillamente llama la atención. Estos edificios reflejan los aspectos básicos del romance griego original con balance y simetría y combinan de manera típica las columnas dóricas, jónicas o corintias con algún diseño característico como un frontón (pórtico de forma triangular sostenido por tres columnas), un dentículo (diseños festoneados a lo largo del borde del techo) o un friso (una representación tallada de una escena). Los pórticos o entradas amplias son entablamentos decorativos sostenidos por columnas. Las casas privadas todavía usan esta característica arquitectónica que se apreciaba en los edificios griegos. Los estudiantes de arquitectura no sólo estudian la influencia griega arcaica por su belleza, sino también por la dinámica práctica que le aporta a las técnicas de construcción duraderas y resistentes. El edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos incorpora todos esos elementos clásicos de la arquitectura griega.

    El edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos incorpora los elementos clásicos de la arquitectura griega. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 1 / 5

    Simetría y equilibrio

    Partiendo de la simetría y el equilibrio como base de los ideales de simplicidad, orden y pureza, los antiguos griegos construyeron sus maravillas arquitectónicas con postes y dinteles. Para las columnas colocaban una viga horizontal (dintel) que atravesara el espacio que quedaba entre ellas. Los griegos refinaron esta técnica y fue así como desarrollaron el entablamento.

    Simetría y equilibrio. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 2 / 5

    Entablamento

    El entablamento se dividió en tres partes (arquitrabe, cornisa y friso) y se convirtió en una pieza arquitectónica griega característica que ejerció su influencia en el diseño de edificios en las distintas culturas, imperios y civilizaciones a lo largo de todos los siglos hasta llegar a la actualidad. El poste descansa sobre el arquitrabe y se refina hasta convertirse en columna. Las columnas contaban con una base, un fuste y un capitel y culminaban con una cornisa proyectada y un friso con decoraciones ornamentales.

    Entablamento. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 3 / 5

    Columna dórica

    Las columnas dóricas son de forma cilíndrica y no tienen base. Tienen surcos a lo largo del fuste y terminan con un capitel cuadrado y sin decorar en la parte de arriba. La fortaleza literal y figurativa del orden dórico se basa en la simplicidad.

    Columna dórica. (Kim Steele/Photodisc/Getty Images)

  • 4 / 5

    Columna jónica

    En la parte superior de la columna jónica hay un capitel formado por una placa rectangular. En cada extremo el capitel tiene unas volutas que se enrollan en forma de espiral. Este tipo de columna que nació en la región costera de Asia menor es más alta y delgada que la columna dórica. Jefferson Memorial en Washington D.C. está adornado con columnas jónicas.

    Columna jónica. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 5 / 5

    Columna corintia

    La columna corintia es la más elaborada de los tres órdenes clásicos de la antigua arquitectura griega. Posee la forma de una campana al revés y el capitel tiene filas superpuestas de hojas de acanto que se elevan a los lados. El Museo del Louvre en París está sostenido por columnas corintias.

    Columna corintia. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • ¡Completo!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles